Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un tribunal japonés concede de nuevo la libertad bajo fianza a Carlos Ghosn

El expresidente de Renault y Nissan fue detenido el pasado 4 de abril, casi un mes después de que fuera puesto en libertad por otras acusaciones

Una pantalla muestra una noticia sobre Carlos Ghosn.
Una pantalla muestra una noticia sobre Carlos Ghosn. EFE

Un tribunal de Tokio aceptó este jueves poner en libertad bajo fianza al expresidente de Renault y Nissan Carlos Ghosn por los nuevos cargos que le fueron imputados, según han informado fuentes judiciales. Ghosn fue detenido el pasado 4 de abril, casi un mes después de que quedara en libertad bajo fianza por otras acusaciones anteriores en su contra, todo ello por irregularidades financieras cometidas presuntamente durante su gestión al frente de Nissan.

De acuerdo con estas mismas fuentes judiciales, el tribunal fijó a Ghosn una fianza de 500 millones de yenes (cuatro millones de euros). A pesar de que la Fiscalía puede recurrir la decisión, la defensa ya ha abonado esta cantidad. El tribunal fijó como condiciones, entre otras, la prohibición de salida del país de Ghosn y cualquier intento suyo por manipular posibles evidencias en la causas abierta contra él.

Ghosn, con triple nacionalidad francesa, brasileña y libanesa, fue arrestado por primera vez el 19 de noviembre de 2018 y quedó en libertad bajo fianza después de 108 días de detención provisional. A raíz de esa primera detención, la Fiscalía le acusó de tres cargos, dos de ellos por ocultar supuestamente a las autoridades parte de las compensaciones económicas pactadas con Nissan y la tercera por el presunto uso de fondos de la compañía para cubrir pérdidas financieras personales.

El 4 de abril fue arrestado de nuevo. Esta vez acusado de abuso agravado de la confianza depositada por la empresa en él a causa del supuesto desvío de fondos de Nissan para cubrir gastos personales por medio de un distribuidor de Omán. Ghosn y su defensa legal han rechazado todos los cargos.

El expresidente de Nissan, que también fue presidente de Renault, afirma que estas acusaciones forman parte de un complot fraguado por directivos de la firma automovilística japonesa. En un vídeo hecho público a principios de abril, Ghosn aseguró que hubo directivos, a los que no identifica, que tejieron una trama de “puñaladas en la espalda” contra él para proteger sus propios puestos. “Esto no va de avaricia. Esto no va de dictadura”, aseguró. Según Ghosn, esos ejecutivos actuaron por miedo a que una fusión entre Nissan y su socia Renault, como proponía él, pudiera poner en peligro sus puestos.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información