Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

ACS lanza una nueva eléctrica para vender energía verde

Eleia comercializará electricidad limpia tanto a particulares como a pequeñas y grandes empresas

Sede corporativa del Grupo ACS.
Sede corporativa del Grupo ACS.

ACS ha entrado en el mercado de comercialización de electricidad con el lanzamiento de Eleia, su propia compañía eléctrica, con la que venderá la energía verde que genere su también recién constituida filial de instalaciones renovables Zero-E. Eleia comercializará electricidad limpia tanto a particulares como a pequeñas y grandes empresas, con lo que buscará plantar cara tanto a las compañías eléctricas tradicionales como a los nuevos comercializadores de energía limpia.

El grupo que preside Florentino Pérez aspira a que Eleia cuente con 100.000 clientes residenciales, además de 50.000 pymes y cien "grandes cuentas" para 2025, a los que planea vender 6.400 MW, lo que le reportaría una facturación anual de 1.200 millones de euros.

Zero-E, la nueva filial de renovables de ACS, que el grupo está sopesando sacar a Bolsa, abarca todo tipo de instalaciones renovables, desde parques eólicos y plantas fotovoltaicas, hasta plantas hidroeléctricas y termosolares. Se prevé que esta compañía cuente para 2022 con activos repartidos en todos los continentes, —si bien España copará el 43% del total— y que tenga una cartera de instalaciones de 4.500 megavatios (MW) de potencia.

Se suma al auge por la energía verde

ACS enmarca el lanzamiento de estas dos nuevas compañías en la nueva apuesta que realiza por las renovables ante el auge que registra el sector por la reactivación en varios países, entre ellos España, de planes y proyectos de promoción de energías limpias. Así, el grupo busca erigirse en "referente global en el desarrollo de infraestructuras sostenibles".

ACS prevé que en 2025 estos dos negocios le reporten 5.100 millones de euros, 3.900 millones por la construcción y explotación de instalaciones y los 1.200 restantes por la venta de electricidad. Ello a su vez impulsará las ganancias de Cobra, la división industrial en la que se enmarcará el negocio y que, de esta forma, alcanzará entonces los 10.000 millones de facturación, un 51% más respecto a los 6.600 millones previstos para 2019.

El grupo de construcción y servicios lanza su propia eléctrica después de que la pasada década, no prosperaran sus planes de integrar las entonces Iberdrola y Unión Fenosa mediante la toma de participaciones en ambas compañías.

ACS regresa así al sector energético recuperando su apuesta por las renovables cinco años después de que en 2014 constituyera Saeta, firma con la que entonces agrupó y sacó a Bolsa la cartera de activos de generación de energía limpia que tenía y que finalmente vendió el pasado año.

Además, el grupo lanza estas nuevas firmas en paralelo al impulso que pretende dar a su negocio de construcción y explotación de infraestructuras de transporte, tras comprar Abertis en alianza con la italiana Atlantia también el pasado año.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >