Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La industria del videojuego busca expertos en negocio para profesionalizarse

ICEMD lanza un nuevo programa para formar a profesionales del ‘marketing’ y de la estrategia especializados en el sector del 'gaming' y los eSports

Participantes del congreso Gamelab, en Barcelona.
Participantes del congreso Gamelab, en Barcelona.

La del videojuego es ya la segunda industria cultural en España, solo por detrás de la editorial. Y los datos que acumula muestran un crecimiento sin previsiones de bajar el ritmo: más de 400 empresas se dedican a la creación de videojuegos, la facturación suma más de 700 millones de euros y el sector da empleo a unas 8.000 personas, en un país que ya es el noveno mercado mundial para el videojuego (y el cuarto europeo), con 20 millones de jugadores. Pero la propia industria alerta de que este crecimiento es desigual, que el tejido empresarial es frágil y que hacen falta más profesionales capaces de convertir las buenas ideas en buenos negocios. La oferta de programas para aprender a crear videojuegos es muy amplia en España, pero comienzan a surgir las primeras iniciativas enfocadas a formar perfiles especializados en dirección y marketing para terminar de explotar este mercado.

De las 455 empresas que en España se dedican a desarrollar y producir videojuegos, la inmensa mayoría son microproyectos cuya facturación está por debajo de los dos millones de euros (el 88%) y que emplean a menos de 10 personas (el 74%), según el Libro blanco del desarrollo español de videojuegos 2018.

Esta radiografía del sector, que elabora cada año la asociación Desarrollo Español de Videojuegos (DEV), alerta de la brecha que existe en la formación de profesionales de la industria: mientras la oferta de grados universitarios, másteres y cursos para aprender a diseñar y desarrollar videojuegos crece —hay casi un centenar de programas, según el recuento de la Asociación Española de Videojuegos (AEVI)—, las empresas no encuentran perfiles especializados en desarrollar estrategias de ventas o capaces de hacer crecer el negocio y monetizar los proyectos.

“Sabemos hacer un producto fantástico, pero faltan profesionales de estrategia y del marketing”, asegura Enrique Benayas, director general de ICEMD, el Instituto de la Economía Digital de la escuela de negocios ESIC. El centro lanzará a mediados de mayo un curso de desarrollo de negocio especializado en videojuegos y en eSports, el primero en España que pretende atacar las necesidades de formación en negocio y estrategia de esta industria. El objetivo del programa es ofrecer una visión panorámica y en detalle sobre el funcionamiento del sector y profundizar en cómo crear modelos de negocio sostenibles.

“La industria es ahora más compleja, ha cambiado con la irrupción de los móviles y las tabletas, que acumulan cada vez más tiempo de ocio, y con los modelos free to play. Eso cambia la foto radicalmente”, señala Sergio Morcillo Pozuelo, responsable de ecommerce y de desarrollo de negocio de FOX y uno de los tutores del programa, que durará dos meses e incluye una parte práctica. “Es un sector difícil de entender, con empresas muy pequeñas y mucha autoformación, pero estamos en un momento de gran movimiento y efervescencia”, apunta David Pavón, director comercial de FOX Home Entertainment, otro de los tutores del curso.

La mayoría de las empresas españolas generan sus ingresos de dos maneras, según el Libro blanco del sector: a través de la venta digital de sus videojuegos o con modelos gratuitos, en los que o bien se incluye publicidad o bien se incentivan las compras de los usuarios dentro del juego.

Pero son las grandes compañías quienes acumulan el grueso de la facturación, mientras que las pequeñas tienen dificultades para profesionalizarse y, sobre todo, para exportar sus productos. A pesar de lo potente del mercado español, la facturación por empresa, de 1,6 millones, está muy por debajo de la de los principales países productores de videojuegos. Suecia, por ejemplo, que tiene un centenar de empresas menos que España, casi triplica esa cifra, mientras que Finlandia la multiplica por seis. El crecimiento del sector, además, no se traduce en todos los casos en buenas condiciones laborales.

Los estudios también tienen dificultades para captar inversores y fortalecer sus proyectos. El 87% necesitan financiación, pero en el 90% de los casos recurren a medios propios. Por eso, el curso de ICEMD pretende congregar en una misma clase a alumnos de ambos lados de la pantalla: las empresas que crean los videojuegos y las marcas que pueden invertir en este sector.

“El programa está enfocado a tres perfiles”, explica Benayas. “A los estudios y profesionales que están desarrollando tecnología, pero les falta la capa de negocio. A jóvenes formados en economía, ADE, marketing… que les apasiona este mundo y quieren desarrollar su carrera profesional aquí. Y también a las marcas, a sus profesionales de marketing y publicidad, para que conozcan y entiendan que este es un canal muy importante, que genera enormes audiencias y además con mucho engagement”.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información