Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Gobierno confía en salvar el primer gran escollo de los Presupuestos en el Congreso

El Ejecutivo cree que el proyecto legal podrá superar el debate de las enmiendas a la totalidad. El juicio por el proceso independentista amenaza con romper el diálogo con el Ejecutivo

La ministra de Hacienda, María Jesús Montero, en el Congreso. En vídeo, declaraciones de portavoces de la oposición.

Si no hay Presupuestos habrá elecciones en 2019. Esta vez el anuncio de la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, no es un mero aviso, o una forma de presión, sino una decisión firme del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez. Aun así, y con la incertidumbre sobre si los habrá o no, el Gobierno confía en que la tramitación empiece y haya tiempo por delante para que las diferencias internas de los partidos independentistas evolucionen hacia un sí a las cuentas del Estado para 2019. Ahora, de inmediato, el reto del Ejecutivo está en consolidar sus expectativas de la tramitación que empieza. El primer paso debe darse el día 12 de febrero con el rechazo del Grupo Socialista y de quienes apoyaron a Pedro Sánchez en la moción de censura de las enmiendas a la totalidad que defenderán el PP y Ciudadanos.

Si esas enmiendas salen adelante el 12 de febrero habrá terminado el trayecto de los Presupuestos elaborados por el Gobierno para 2019. Entre el 12 y 14 de febrero se ha fijado en el Congreso la semana para el debate de las enmiendas a la totalidad que defenderán los grupos que quieren rechazar las cuentas del gobierno. De momento, PP y Ciudadanos han decidido presentar una enmienda a la totalidad de las cuentas.

Tanto ERC como el PdECAT aún no han descartado que puedan también sorprender y presentar su propia enmienda. Pero el Gobierno quiere creer que eso no sucederá. En las reuniones que mantienen con el gobierno catalán, la última el pasado viernes, aunque no hay la menor concesión a sus demandas de celebrar un referéndum, se ha conseguido que pueda hablarse de inversiones y propuestas socioeconómicas para Cataluña.

El diálogo está abierto pero las espaldas también se mantienen en alto. Por ello, la ministra de Hacienda, María Jesús Montero no titubeó ayer al decir en Los Desayunos de TVE que "si no se aprueban los Presupuestos habrá elecciones en 2019". Se expresó en un tono nada desafiante. La ministra recordó, como cita de autoridad, que esa posibilidad ya la manifestó el presidente del Gobierno el pasado mes de diciembre. No han sido unos Presupuestos elaborados para hacer teatro sino que están pensados para su ejecución, aseguró la titular de Hacienda.

Negociación de enmiendas parciales

De asuntos muy concretos va a tener que hablar el Gobierno con los grupos a los que va a pedir el apoyo. Con Unidos Podemos hay mucho camino hecho ya que tienen un acuerdo tanto para los presupuestos como para otras medidas ajenas a las cuentas del Estado. Pero aún se podrán hacer cambios en el proceso de enmiendas una vez superado el primer escollo de las enmiendas que quieren devolver los presupuestos al Gobierno. Entre el 14 de febrero y el mes de abril el Ejecutivo, con el grupo parlamentario socialista, empezará la negociación enmienda tras enmienda. Esta es la oferta que ha realizado a los grupos independentistas. En ese proceso también entrará el PNV y Nueva Canarias a los que necesita para rechazar las enmiendas de los grupos oponentes, y, después para el resto de la tramitación. Esta puede culminar en abril con la aprobación de las cuentas.

Por el medio puede haber obstáculos que lo impidan y todos relacionados con la situación en Cataluña, reconocen fuentes del gobierno.

El traslado la próxima semana de los políticos catalanes de las cárceles de esa comunidad autónoma a Madrid, para declarar ante el Tribunal Supremo, se aguarda con expectación y preocupación. El comienzo del juicio por presuntos delitos de rebelión o sedición pueden crear un clima emocional en parte de la opinión pública catalana que no propicie ningún acuerdo de los partidos independentistas con el gobierno de la nación. La seguridad del gobierno en que los presupuestos pasarán el primer trámite, se torna en dudas profundas sobre cómo terminará la tramitación.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >