bancos

Escotet niega “riesgo de contagio” de Abanca por la crisis de Venezuela

La entidad nacida del fiasco de las cajas gallegas gana 430 millones en 2018, un 17% más, y rebaja su morosidad al 3,6%

Santiago de Compostela - 29 ene 2019 - 12:30 UTC
Escotet, en el centro, durante la presentación de resultados de este martes en Santiago.
Escotet, en el centro, durante la presentación de resultados de este martes en Santiago.

Abanca, la entidad nacida del hundimiento de las cajas gallegas, sigue creciendo y atesorando sustanciosos beneficios. El banco que pilota el venezolano Juan Carlos Escotet, que adquirió a través de Banesco hace cinco años por un millar de millones tras ser saneada con 9.000 millones de fondos públicos, ganó el año pasado 430 millones de euros netos, un 17,3% más que en 2017, después de pagar alrededor de 34 millones en impuestos. Se trata del segundo mejor resultado de su corta historia después de los 1.157 millones con los que se estrenó en 2014.

Más información

Con su país de origen en plena convulsión, Escotet ha presentado este martes resultados en Santiago evitando pronunciarse sobre la crisis pero negando cualquier “riesgo de contagio” para Abanca. El banquero ha asegurado que “existe una clara separación de la estructura de propiedad” y ha recordado que Banesco fue intervenido el pasado mayo por el Gobierno de Nicolás Maduro sin que se haya resentido su negocio en Galicia.

En el repaso a lo que califican como “el mejor ejercicio de su trayectoria en términos económicos”, los responsables de Abanca han insistido en que gozan de una “estructura de financiación muy sana”, basada en un 73% en depósitos minoristas, y han aupado a su banco entre los "más rentables" de España con un 11,4% de Rote. En 2018 la entidad redujo los saldos dudosos en un 29% y su tasa de morosidad se sitúa actualmente en el 3,6% frente al 5,3% de hace un año, por debajo de la media estatal y “en línea” con la registrada por los bancos europeos. El número de nóminas domiciliadas aumentó un 12% y el número de nuevos clientes con seguros avanzó un 13%.

Abanca, con dos millones de clientes y 4.791 empleados, repartió el año pasado 2.076 millones de euros en créditos a pymes y autónomos, 950 millones más que en 2017. Los fondos de inversión, planes de pensiones y seguros de ahorro crecieron un 4% y los seguros generales, un 5,2%; y se formalizaron hipotecas para primera vivienda por valor de 919 millones, un 11,3% más que en 2017. Desde 2014, la entidad ha destinado a proyectos sociales 40 millones de euros.

El volumen de negocio con clientes registró en 2018 un incremento del 5,6% y quedó situado en 69.213 millones de euros, aunque se elevará a 82.700 millones con la próxima incorporación de Deutsche Bank Portugal y Banco Caixa Geral España. Abanca adquirió estas dos entidades el año pasado. En marzo, el banco gallego compró la unidad de banca de particulares de Deutsche Bank’s Private & Commercial Client Portugal, sumando 41 nuevas oficinas en el país vecino, y en noviembre se hizo con el Banco Caixa Geral, la entidad a través de la cual opera en España el Grupo Caixa Geral de Depósitos. Con esta última operación incorpora 110 sucursales más a su red estatal.

Archivado En:

Te puede interesar

Suscripciones El PaísSuscríbete

Lo más visto en...

Top 50