Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Mejor presente que futuro en la venta de coches

La distribución de automóviles cae en diciembre por cuarto mes consecutivo y a pesar del buen resultado del año, se extiende el pesimismo

Cadena de montaje de Seat en Martorell.
Cadena de montaje de Seat en Martorell.

Buen año en España para las ventas de automóviles, que han cerrado con 1.321.438 turismos, un 7% más que en 2017. Y las matriculaciones suben a 1.563.496 con vehículos comerciales e industriales, cerca ya de las cifras precrisis y en la velocidad de crucero potencial del mercado.

Sin embargo, estos buenos resultados no han evitado la corriente de pesimismo del sector, que ve con preocupación los cuatro meses consecutivos de caídas que siguieron al verano. Hasta ahora se podían achacar a la resaca de los excesos de julio y agosto, y también a las distorsiones por la llegada de la nueva norma de emisiones WLTP. Pero el dato de diciembre, con otra bajada del 3,5%, ha hecho saltar las alarmas, porque se produce primera vez desde 2012, en un mes casi siempre alcista ante la presión por cumplir los objetivos del año. Y lo que ha añadido más preocupación es que la caída se ha disparado hasta el 11,2% en el canal de particulares, el más representativo y fiable para adelantar tendencias.

Mejor presente que futuro en la venta de coches

En el otro lado de la balanza hay aspectos positivos, como las ventas a empresas y alquiladoras, que siguen tirando bien, un 8,9% y 2,6%, respectivamente. Además, el mes ha tenido un día hábil menos y algunas marcas, que llegaban con los deberes hechos, han podido levantar el pie y retrasar entregas para empezar con más margen un 2019 que se prevé difícil. Pero lo cierto es que las últimas declaraciones de algunos políticos poniendo fecha de caducidad a los modelos de combustión, han desatado una gran incertidumbre entre los consumidores, que ante las dudas sobre el tipo de coche que deben adquirir, retrasan las decisiones de compra.

En el aspecto comercial, 2018 cierra con vencedores y vencidos, aunque en muchos casos los éxitos y fracasos tienen causas puntuales, como la disponibilidad de modelos SUV, o la falta de nuevos motores homologados. Y en otros han influido decisiones políticas como la campaña contra el diésel, que ha beneficiado a los híbridos.

Seat llega para quedarse

Al final la gran ganadora ha sido Seat (13,6%), que conquista el liderato de ventas en turismos, seguida de Volkswagen (VW) (14,9%) y Peugeot (12,7%), las tres creciendo muy por encima de la media (7%). La francesa, aparte de dominar en diciembre, se impone en el mercado total, con vehículos comerciales e industriales, y suma casi 125.000 entregas. Además, destaca el sexto puesto de Toyota (7,5%), el séptimo de Citroën (6,4%) y la sólida entrada de las coreanas, Kia (15%) y Hyundai (16,9%), en el octavo y noveno del top ten. En las caídas, Renault (-5,2%), líder en 2017, y Opel (-8,2%), son cuarta y quinta, mientras Ford (1,4%) se agarra a la décima plaza por apenas 1.000 unidades de margen sobre Nissan. Y Audi (0,5%) mantiene su histórico liderato entre las premium.

Mejor presente que futuro en la venta de coches

La marca española recupera el liderato de ventas que no conseguía desde 2012, pero ahora con una mayor consistencia, y dominando el mercado prácticamente todo el año. “Estamos muy contentos con los resultados de 2018, porque hemos logrado el liderato con claridad superando las 107.000 unidades, lo que supone subir casi el doble que el mercado. Quiero destacar el resultado en el canal de particulares, donde crecemos aún más, por encima del 14%”, señala Mikel palomera Director de la marca en España.

A diferencia de 2012, cuando Seat apenas se apoyaba en dos pilares, el Ibiza y el León, ahora cuenta con cuatro, gracias a la llegada del Arona y el Ateca, dos SUV de última generación a los que se acaba de sumar el Tarraco, el todoterreno grande de siete plazas. Y la ampliación de la gama refuerza el optimismo del directivo vasco, que espera conservar el primer puesto en los próximos años: “Este resultado culmina el plan estratégico que desarrollamos en 2012 con nuestros concesionarios para buscar un liderazgo sostenible y rentable. Quiero remarcar que lo hemos logrado con la mayor rentabilidad de la red entre las marcas generalistas [2,1% según Seat] y tenemos la gama adecuada para seguir siendo líderes y rentables”.

Claves

Qashqai, el SUV más vendido. 
Qashqai, el SUV más vendido. 

Los SUV medios alcanzan a los utilitarios. Los nuevos SUV o todoterrenos modernos han copado ya el 41,8 % de las ventas en 2018, con 548.313 unidades, un 24,9% más que en 2017. Pero aunque los utilitarios tipo Seat Ibiza se mantienen como la categoría más vendida, con 289.413 matriculaciones y un resultado plano y casi idéntico al del año pasado, los SUV de tamaño medio como el Nissan Qashqai, han crecido un 20,6% hasta 288.870, para quedarse a apenas 500 unidades. El tercer puesto ha sido para los familiares compactos tipo VW Golf, con 272.740, un 0,4% más. Y el cuarto para los SUV pequeños, que con 196.641, son los que más crecen, un 35,3%, y con esa progresión y los estrenos de 2019, pueden ser los próximos líderes.

Mandan León y Qashqai. Si el Seat León ha terminado el año como el coche más vendido en España, el Nissan Qashqai ha mantenido su dominio entre los SUV alzándose al tercer puesto absoluto. Además, el Dacia Sandero ha sido líder en clientes particulares, el Nissan en las empresas y el Fiat 500 entre los alquiladores.

Peugeot domina en SUV. La marca francesa ha arrebatado a Nissan el liderato de las ventas de SUV en 2018, con 54.287 unidades, frente a 50.272 de la japonesa. El tercer puesto ha sido para Seat, con 36.306.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >