Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

El anuncio de un pacto para derogar parte de la reforma laboral indigna a la patronal

El Ministerio de Trabajo y UGT no confirman lo adelantado por la organización que dirige Unai Sordo

CC OO anunció la mañana de este jueves lo que era un secreto a voces: el Ministerio de Trabajo y los sindicatos tienen casi cerrado un pacto para derogar partes sustantivas de la reforma laboral en lo relacionado con los convenios colectivos. Su secretaria de Acción Sindical, Mari Cruz Vicente, habló de “preacuerdo” antes del consejo confederal de la central. UGT admite la cercanía y Trabajo reconoce que están muy próximos, pero se resiste a llamarle acuerdo. El anuncio bastó para que CEOE mostrara su “indignación” hablando de “ruptura del diálogo social”.

FOTO: Desde la izquierda: los secretarios general de UGT, Pepe Álvarez, y CC OO, Unai Sordo, la ministra de Trabajo, Magdalena Valerio, y el presidente de CEOE, Antonio Garamendi. / VÍDEO: Declaraciones de la secretaria de Acción Sindical de CC OO, Mari Cruz Vicente.

El Ministerio de Trabajo tiene prácticamente cerrado un preacuerdo con los sindicatos para derogar partes centrales de la reforma laboral. Faltan los textos que el departamento no acaba de enviar con los detalles ultimados en la reunión del pasado martes, apuntan los líderes de CC OO, Unai Sordo, y UGT, Pepe Álvarez.

En principio, se trata de restablecer la prórroga automática sin límite temporal de los convenios colectivos hasta que se renueven y otorgar prevalencia en todos los temas a los convenios sectoriales sobre los de empresa. También hay mucha cercanía para obligar a que las subcontratas adopten las condiciones laborales de los convenios sectoriales o de la compañía principal en los contratos de servicios. Y el acuerdo a dos bandas es total para restablecer el subsidio indefinido a parados mayores de 52 años (ahora está en 55 años) y prorrogar sin condiciones las ayudas extraordinarias para desempleados aprobadas durante la crisis.

“Esto es así desde hace casi dos semanas”, apunta al teléfono Sordo, “[La organización patronal] CEOE estaba allí delante y no lo comparte. Vale, no hay acuerdo formal con texto y firma, pero el Gobierno tiene que definir si desarrolla lo que hemos cerrado. La mesa de trabajo ha acordado una serie de textos”.

La secretaria de Acción Sindical, Mari Cruz Vicente, había dado los detalles por la mañana antes de entrar al consejo confederal del sindicato. Sordo no lo dice explícitamente y cuando se le pregunta no lo aclara, pero de sus palabras se infiere que lo que ha pretendido es aumentar la presión sobre el Gobierno. De fondo también pesan las tradicionales diferencias en los Ejecutivos socialistas entre el Ministerio de Economía, más próximo a la ortodoxia (prevalencia de los convenios de empresa), y el de Trabajo, más cercano a los sindicatos.

Este Ministerio no confirmó hoy el pacto. Su portavoz oficial solo comentó: “La mesa del diálogo social sigue trabajando y cuando haya acuerdo lo comunicaremos”. Otras fuentes del departamento admitían la gran proximidad con los sindicatos. Horas antes, la titular del departamento, Magdalena Valerio, había declarado: “Voy a intentar el acuerdo y que los disensos, si los hay, sean pacíficos”.

La CEOE, indignada

No lo consiguió, al menos hoy. El anuncio de CC OO provocó la reacción de CEOE. En un comunicado se refirió a una “ruptura del diálogo social”. Su presidente, Antonio Garamendi, habla de “rodillo” e “inestabilidad” por el anuncio. Y aumenta su enfado cuando niega que su organización haya rechazado la ampliación del subsidio indefinido a los parados mayores, bajando la primera edad para poder recibirlo a los 52 años: “Nuestros técnicos solo han preguntado por cómo se financia la medida”.

“Me sorprende la posición que fija ahora CEOE”, responde Álvarez, de UGT, “este tiempo de negociación [en referencia a los últimos meses] lo ha perdido y ahora dice esto”. El secretario general de este sindicato no habla de pacto cerrado: “Hay conversaciones y documentos muy avanzados, que pueden constituir la base de un acuerdo”. Se suma a la presión de su homólogo en CC OO, cuando reclama al Gobierno “que ponga blanco sobre negro lo hablado” y lo convierta en ley.

La base máxima subirá menos del 10%

EP

La ministra de Trabajo, Magdalena Valerio, aseguró por la mañana que las bases máximas de cotización subirán “algo por debajo” del 10%. Eso es menos de lo que pensaba en un principio, ya que la cifra que desveló la Autoridad Fiscal en el Congreso de los Diputados el pasado octubre, entre un 10% y un 12%.

“La base máxima tiene que subir como es obvio, pero todavía no tenemos decidido el porcentaje”, resaltó, en un acto organizado por elEconomista, tras hacer hincapié en que “no van a subir un 22% como las mínimas”, porque “significaría un impacto muy importante”.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >