Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

EE UU modera la creación de empleo y mantiene el paro en el 3,7%

El indicador no cambia la estrategia de la Reserva Federal aunque justificaría que sea más cauta al retirar los estímulos monetarios

Un agente bursátil en el parqué de Wall Street en Nueva York
Un agente bursátil en el parqué de Wall Street en Nueva York EFE

El ritmo de creación de empleo en Estados Unidos se moderó en noviembre hasta los 155.000 nuevos ocupados. El tasa de desempleo, sin embargo, se mantuvo en el 3,7%. El indicador da, por tanto, argumentos a la Reserva Federal (Fed) para subir de nuevo los tipos de interés este mes. Sin embargo, también justificaría que sea menos agresiva en el proceso de normalización, para no frenar demasiado la economía. Todas las opciones de política monetaria están, en este momento, abiertas.

El dato está por debajo de lo esperado: las previsiones apuntaban a la creación de 190.000 empleos en noviembre. No es el primer mes en el que los pronósticos pecan de optimismo, ya que la contratación en los dos meses precedentes fue también menor de lo esperado. Los salarios, entretanto, subieron a una tasa anual del 3,1%, como en octubre pasado, que se consideró ya como el mayor incremento anual desde la última recesión. La tasa de participación —el porcentaje de la población que trabaja o busca trabajo— queda, por su parte, en el 62,9%.

A falta de que se publique el último dato del año, el correspondiente a diciembre, la creación de empleo en EE UU supera ya en 2018 los 2,18 millones de ocupados registrados en el ejercicio anterior e iguala prácticamente los 2,34 millones de 2016, ambos muy buenos para el mercado laboral. La tasa de desempleo, por su parte, está estable desde hace tres meses en su nivel más bajo desde la guerra de Vietnam hace cinco décadas. Una muestra más de que el mercado laboral —a pesar de no rebasar las expectativas más optimistas— sigue avanzando con solidez. Y eso, a pesar de que la Fed señalara esta semana en su libro beige que las empresas tienen dificultad para encontrar empleados que necesitan para cubrir los puestos vacantes, algo que también está sucediendo en Canadá. No es el único factor que juega en contra: la confianza “mengua” por el impacto de los aranceles en los costes y su efecto negativo se extiende por todos los sectores, desde la industria hasta el comercio y la restauración.

El término arancel se cita en 39 ocasiones en el informe del banco central estadounidense. Las compañías señalan que pueden absorber parte de los costes, para evitar que los consumidores se echan para atrás si van más lejos. Pero hay otras que empiezan a elevar precios en anticipación de tarifas más altas. Sobre el conjunto de la economía, califica de “modesto” el crecimiento en el arranque del cuarto trimestre.

El efecto lastre en la actividad económica del conflicto comercial entre EE UU y China, desatado por iniciativa de Donald Trump y que también ha pasado factura a la Bolsa estadounidense, es un factor de preocupación entre los inversores, lo que está creando volatilidad en los mercados por todo el mundo. También el alza de tipos de interés. Se espera que la Fed los suba de nuevo este mes aunque su presidente, Jerome Powell, indicó la semana pasada que el precio del dinero estaría cerca de un nivel neutral.

Powell reiteró, además, que no hay un plan preestablecido y que su estrategia dependerá de la evolución de los datos. Los tipos se subieron en EE UU cada trimestre durante los últimos dos años. Ese ritmo, por tanto, podría cambiar a lo largo de 2019. La contención de la inflación, como señalan algunos miembros del banco central, permite ser más algo paciente para analizar hacia donde va la economía.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información