Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

En busca del margen perdido

Los resultados de Técnicas Reunidas han decepcionado. La compañía espera recuperarse en el cuarto trimestre y atribuye la situación al precio del petróleo

Central eléctrica para Dow Chemical realizada por Técnicas Reunidas en Arabia Saudí.
Central eléctrica para Dow Chemical realizada por Técnicas Reunidas en Arabia Saudí.

La firma de ingeniería Técnicas Reunidas está viviendo un ejercicio complicado. Sus propias previsiones para 2018, que eran bastante conservadoras, no se están cumpliendo. Los resultados del tercer trimestre, presentados hace unas semanas, han confirmado estas dificultades en su negocio. La empresa se dedica a la ingeniería, diseño y construcción de todo tipo de instalaciones industriales en todo el mundo. En España es líder en energía y construcción del sector energético, está en los primeros puestos de Europa en proyectos de gas natural y petróleo, y es una de las compañías más importantes del mundo en el sector del refino. Por tanto, está muy ligada a la evolución de los precios energéticos. Desde su creación en 1972, Técnicas Reunidas ha diseñado y construido más de 1.000 plantas industriales en 50 países y cuenta con una plantilla de más de 8.800 trabajadores, en su mayor parte personal muy cualificado.

Las claves de este singular negocio son, por una parte, la cartera que logra adjudicarse en los distintos concursos internacionales, las ventas que realiza finalmente, los sobrecostes y los movimientos de las monedas en que se contratan los proyectos respecto al euro. Pero los analistas miran con especial atención la marcha del margen de ventas sobre el ebit (beneficio antes de intereses e impuestos) de este negocio, que históricamente se situaba entre el 3,5% y el 4% y que en este tercer trimestre del presente año ha bajado al 1%. Fuentes de la dirección de la compañía comentan que han atravesado un ciclo malo como consecuencia de la debilidad del precio del petróleo, donde se han retrasado y cancelado adjudicaciones. “En este periodo nos hemos centrado en los clientes de Oriente Medio por la bonanza económica, pero su modalidad de pago perjudica a la caja”, explican.

Las previsiones oficiales para 2018, que ya eran muy conservadoras, no se están cumpliendo

Y añaden desde la compañía: “Ahora entramos en un nuevo ciclo con más actividad, más ofertas y más oportunidades. Las empresas petroleras empiezan a tener prisa y aquí demostraremos nuestra fortaleza en la diversificación geográfica”. Pero según reconocen, la mejora de márgenes todavía tardará. “Tenemos una cartera de 9.000 millones en pedidos, pero el 70% se encuentra en fase de ingeniería, que representa un 15% de la facturación total de los proyectos. Son las fases de compra y de construcción las que más repercuten y habrá que esperar hasta que lleguen. Por ello, a finales de 2019 y principios de 2020 volveremos a márgenes de rentabilidad en torno al 4%”, explican. Técnicas Reunidas se fundó con capital español y su principal accionista es su presidente, José Lladó Fernández-Urrutia, con el 37,196% del capital. El carácter familiar de la empresa se aprecia en que sea su hijo, Juan Lladó, el consejero delegado y vicepresidente.

Natalia Aguirre, directora de análisis de Renta 4 Banco, se remonta a 2015 cuando Técnicas Reunidas hizo un aviso (profit warning) por retrasos en sus proyectos, lo que le llevó a rebajar sus márgenes operativos, del 4% al 2% del ebit. “El mercado está preocupado por sus márgenes. El retraso en proyectos, manteniendo una plantilla muy cualificada, provoca unos costes de inactividad que reducen los márgenes, a lo que habría que sumar también los sobrecostes en la construcción de algunas plantas”, explica Aguirre. La clave para la recuperación de la compañía sería volver a ritmos normalizados de actividad, sin parones y a unos pagos más puntuales, que no son frecuentes en Oriente Medio y que han afectado a su posición de caja, que se ha reducido hasta los 189 millones de euros frente a los 231 millones con los que cerró 2017.

José Lladó es el principal accionista del grupo de ingeniería con el 37% de las acciones

Los objetivos que se marcó Técnicas Reunidas para este año apuntan a unas ventas entre los 4.300 y los 4.600 millones de euros y un margen ebit entre el 1,5% y el 2,5%. La realidad hasta el tercer trimestre son unos ingresos de 3.356 millones y un margen del 1%. Respecto al dividendo, la compañía mantiene su compromiso de política de remuneración, aunque como apunta el analista Iñigo Recio de GVC Gaesco Beka, ya lo han recortado en su pago de mayo y seguramente se mantenga esta tendencia. Desde Técnicas Reunidas comentan que el dividendo se decidirá en la próxima junta: “No hay una decisión tomada, pero en años anteriores hemos tirado de caja para satisfacer los pagos”.

Menor beneficio

Y es que el beneficio neto de la firma de ingeniería ha sido a cierre del tercer trimestre del año de 5,9 millones de euros frente a los 64 millones con los que terminó el pasado año. Una caída que la empresa explica en parte por la contabilización de diferencias de cambio, que representaron un gasto de 19 millones de euros, ligadas a la lira turca en el trimestre. Desde Técnicas también explican que algunos de los proyectos están en la ultimísima fase, donde se concentran los problemas.

La analista de Renta 4 cree que será necesario esperar a las cifras del cuarto trimestre para ver si se pueden cumplir los objetivos. La clave para los expertos es recuperar la credibilidad. “Actualmente Técnicas está pujando por carteras de 39.000 millones de dólares y lo normal es que se adjudiquen en torno a un 25% en los próximos dos años”, explica Aguirre. La visión de Recio no dista mucho de la de su colega. “Lo peor para la compañía debería haber pasado en el tercer trimestre. El reto está en el cuarto, con una subida del margen sobre ebit y unas ventas de 1.500 millones de euros podría por fin cumplir la guía que se marcó a finales del pasado año, aunque de forma muy justa”. Y recuerda que a finales del tercer trimestre logró un contrato de 1.400 millones con Emiratos Árabes. “A nada que tenga una buena racha, también podría recuperar parte de la caja perdida. Nosotros somos optimistas y tenemos una recomendación positiva”. No todos los analistas piensan lo mismo. El Sabadell cifra el precio objetivo de la acción en 22,05 euros y recomienda vender. La acción cae en Bolsa el 13% en el año, en línea con el retroceso del Ibex del 11%.

 

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >