Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los ricos latinoamericanos ansían pisos de lujo en España y pagan hasta 18.000 euros el metro cuadrado

Venezolanos, mexicanos y colombianos centran sus inversiones en Madrid, donde adquieren pisos que cuestan unos 14.500 euros por metro

Recreación de la terraza del ático de tres plantas que se vende en la calle Montalbán por casi 14 millones de euros.
Recreación de la terraza del ático de tres plantas que se vende en la calle Montalbán por casi 14 millones de euros.

En poco más de un año se han vendido en Madrid 25 viviendas nuevas a un precio de entre 13.000 y 14.500 euros por metro cuadrado, por encima de la horquilla media —entre 8.000 y 10.500 euros— que se maneja en el codiciado mercado del lujo. Pertenecen a las dos promociones más exclusivas de la ciudad, con precios por encima de los cuatro millones de euros. Se trata del número 11 de la calle de Montalbán, en Los Jerónimos, y de las viviendas del Complejo Canalejas bajo la marca de la cadena hotelera Four Seasons, junto a la Puerta del Sol. La última venta aquí ha sido un ático por 10 millones.

La mitad de los que compran estas casas de lujo son extranjeros, sobre todo latinoamericanos. Para ellos, no hay mejor refugio para sus capitales. "El 18% de los grandes patrimonios se decanta por España para sus inversiones inmobiliarias y, además, es elegido como país de segunda residencia por latinoamericanos (24%), europeos (13%) y rusos (18%)", según Carlos Zamora, director de residencial de Knight Frank, consultora que comercializa los dos proyectos. Venezolanos, mexicanos y colombianos, por este orden, se han hecho con buena parte de los pisos de lujo rehabilitados de Madrid en los últimos dos años. Aunque, "durante este último trimestre despuntan los mexicanos. Creemos que estos compradores, que buscan viviendas por encima del millón de euros, van a crecer en los próximos meses", apunta Óscar Larrea, director de obra nueva de Engel & Völkers Madrid. Compran como primera residencia, para alquilar, para cederlo a los hijos y para alojarse en sus viajes a España. "Solo el 5% con el fin de revender a corto plazo", explica Zamora.

La venta del ático de 10 millones de Canalejas no será la más alta que se cierre en los próximos meses, aunque cada vez quedan menos promociones en comercialización y con menos unidades. En Montalbán, de la firma Italinmuebles, falta por vender uno de los áticos más singulares de Madrid —los nueve pisos restantes ya se han colocado— por 13,9 millones. Se trata de un tríplex, "de 749 metros, con terraza, piscina, seis dormitorios y dos obras de arte —valoradas en 250.000 euros cada una— de Carlos Cruz-Diez, un reconocido artista venezolano", cuenta Gonzalo López-van Dam, socio director de Promora, una de las firmas comercializadoras. El metro cuadrado cuesta 18.558 euros. Por suerte, "es negociable". Un año antes, ese mismo piso costaba 12,5 millones de euros, así que se ha encarecido algo más del 10%. Es la subida que registró el mercado de lujo en Madrid en 2017. "Este año será algo más suave, del 7%", apunta el director de residencial de Knight Frank, consultora que también vende otros proyectos en José Abascal, 48 (desde 3,4 a 5,8 millones) o Jorge Juan, 53 (ático de 424 metros por 4,5 millones).

Habitación de una vivienda del Centro Canalejas.
Habitación de una vivienda del Centro Canalejas.

Madrid es ya la segunda ciudad del mundo, por detrás de Singapur, donde más se revaloriza el residencial prime (10,3% hasta junio), según Knight Frank. Razón más que suficiente para embarcarse en el negocio. "Los inversores extranjeros, en alianza con promotores locales con elevada experiencia, están comprando inmuebles para rehabilitar integralmente", indica en un informe Savills Aguirre Newman. Fondos internacionales y empresarios latinoamericanos y españoles, como los Capriles o Matutes, desarrollan algunos proyectos. Y una firma de súper lujo como Sotheby's International Realty acaba de abrir oficina en Madrid, con una cartera que arranca en 600.000 euros, según Paul Kempe, propietario de la franquicia Viva Sotheby's. Además del comprador nacional, buscan al latino: "queremos aprovechar las conexiones que nos ofrece estar en Madrid con los mercados de Sudamérica, Centroamérica, México y Caribe".

Por muy altos que sean los precios, clientela no falta: el número de personas con una riqueza en activos netos de más de 50 millones de dólares creció un 10% en 2017, según el informe The Wealth Report 2018, de la consultora británica. Las grandes fortunas, nacionales y extranjeras, buscan con tesón casas en Madrid y Barcelona, los dos valedores del lujo español. "El sector inmobiliario de este país es un nido de oportunidades de inversión de bajo riesgo", dice Tom Maidment, socio de la agencia Lucas Fox. Pero es la capital la que atrae más inversiones, sobre todo tras el inicio del conflicto político catalán.

París es más caro

Lo que se encuentran son precios más bajos que en otras ciudades europeas. "En París el metro cuadrado cuesta una media de 18.500 euros y en Londres sube hasta los 30.000 euros de media", dice Zamora. Las favorables perspectivas económicas, la financiación barata, el clima, las infraestructuras, la oferta cultural y el alto grado de seguridad hacen el resto. Y algo más: la obtención de la Golden Visa (nacionalidad española por la compra de una vivienda de más de 500.000 euros).

Además, los proyectos son ahora más atractivos que los del anterior ciclo. Han ganado calidad, se recurre a la firma de arquitectos de prestigio y se ofrecen servicios hasta ahora desconocidos en el mercado español. En Canalejas, de OHL y Mark Scheinberg, fundador de Poker Stars, todas las residencias disponen de los servicios del hotel Four Seasons (desde restaurante y limpieza hasta cuidado de niños y llenado de la nevera), algo inédito en España. Además, el proyecto arquitectónico ha sido liderado por Estudio Lamela. El arquitecto Rafael de la-Hoz firma Lagasca 99, propiedad de Lar España y el fondo Pimco. De los 44 pisos vendidos por Colliers, solo quedan las últimas unidades a un precio que supera los 11.000 euros el metro. Aquí se comercializó en 2017 a un precio récord: un ático de 700 metros por más de 18.000 euros el metro cuadrado.

La confidencialidad y discreción son servicios que van incluidos en el precio, indica Luis Valdés, director de Residential & High-End en Colliers International Spain. Tanta que en algunos casos los pisos ni siquiera se anuncian, como los del edificio de la calle General Castaños, 3, de la compañía Mabel Real Estate, asociada a Abel Matutes y Rafael Nadal, en el que se han vendido nueve pisos. Se dice que los precios van de 15.000 a 20.000 euros cada metro y que uno de los compradores ha sido Amancio Ortega, dueño del imperio Inditex. Quedan los dos áticos de 400 metros cuadrados por vender. Sin embargo, estos precios podrían calentar en exceso el mercado. "Corremos el riesgo de desencadenar subidas de precio en el mercado inmobiliario en general", apunta Larrea.

El caso de Barcelona es distinto y está muy vinculado al conflicto político que vive la ciudad. "La escalada alcista de los últimos cuatro ejercicios junto a la incertidumbre política tras el 1-O han agotado la subida en las áreas más exclusivas", indica Jorge Campreciós, director de obra nueva de Engel & Völkers Barcelona. La promoción más cara que comercializa esta agencia es Reina Victoria,14, a precios entre 2,2 y 3,5 millones. "El segmento más dinámico es el de casas con precios entre 500.000 y 1,5 millones. Mientras, la demanda por encima de esa cantidad, la que compraban los extranjeros, se ha reducido en el último año", indica Elizabeth Hernández, directora de Barnes en Barcelona. Lucas Fox vende varias promocines de lujo. La más alta a 10.000 euros por metro cuadrado. En Casa Burés ha vendido 18 pisos, el 75% del proyecto.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >