Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Gobierno no ve posible fijar la pensión mínima en 1.080 euros

La ministra de Trabajo, Magdalena Valerio, afirma que la prioridad del Ejecutivo es "garantizar la sostenibilidad social del sistema público" de pensiones

La ministra Magdalena Valerio reunida hoy en Bilbao con pensionistas.
La ministra Magdalena Valerio reunida hoy en Bilbao con pensionistas.

La ministra de Trabajo y Seguridad Social, Magdalena Valerio, ha advertido hoy a los jubilados y pensionistas de que el Gobierno "no se puede comprometer" a aprobar una pensión mínima de 1.080 euros al mes, ni un Salario Mínimo Interprofesional (SMI) de 1.200 euros. Ha asegurado que le "gustaría" adoptar dichas medidas, pero ha indicado que el Ejecutivo de Pedro Sánchez tiene como "prioridad" en estos momentos "la sostenibilidad del sistema de pensiones" y la estabilidad financiera del país.

"Ya nos gustaría a todo el Gobierno [aprobar la pensión mínima de 1.080 euros], pero sencillamente, ahora mismo, el Gobierno y toda la sociedad debe tener claras dos prioridades: la sostenibilidad social del sistema público de pensiones para garantizar el mantenimiento de su poder adquisitivo, y la sostenibilidad financiera del sistema", ha afirmado la ministra en un encuentro mantenido en Bilbao con representantes de los pensionistas.

El colectivo de pensionistas de Bizkaia, que este lunes ha vuelto a manifestarse por las calles de la capital vizcaína, ha trasladado a la titular sus "dudas" con relación al acuerdo alcanzado en la comisión del Pacto de Toledo para revalorizar las pensiones con arreglo al IPC "real". Tras el encuentro, Valerio ha declarado a los periodistas que el Ejecutivo central "no se puede comprometer" a fijar la pensión mínima en 1.800 euros mensuales, como solicitan los pensionistas, ni un SMI de 1.200 euros.

"Lo que no vamos a dejar de hacer, bajo ningún concepto, es dejar de pagar la extra a nuestros pensionistas porque la necesitan para vivir ellos y, en muchos casos, para ayudar a sus hijos y a sus nietos que no tienen que estar sufriendo los efectos negativos de la crisis", ha indicado la ministra, quien ha recordado que solo con las cotizaciones no se va a poder mantener el sistema.

El Gobierno no tiene previsto volver a recurrir al fondo se reserva de la Seguridad Social para pagar las pensiones, ha asegurado. En la denominada hucha de las pensiones restan aún 8.000 millones de euros (había 67.000 millones en 2011), pero el Ejecutivo no la tocará por ahora porque tiene previsto "seguir tirando del crédito" de 6.000 millones que solicitó hace un año para hacer frente al pago de las pensiones.

Al referirse al SMI, ha señalado que el Gobierno tiene "voluntad" de "respetar" el acuerdo alcanzado por el anterior Ejecutivo con sindicatos y empresarios para situar el salario mínimo en 850 euros en 2019.

Las explicaciones que Valerio ha dado a los pensionistas no han contentado plenamente a estos. Tras la manifestación que han vuelto a protagonizar en Bilbao, han asegurado que van a seguir con las movilizaciones de los lunes ya que la reunión mantenida con la ministra no ha servido para concretar "nada fijo" sobre ninguna de las reivindicaciones de la plataforma. Miles de personas, 25.000 según fuentes municipales, han respondido en la capital vizcaína a la convocatoria del movimiento en favor de unas pensiones "dignas y un sistema público de pensiones".

Fe de errores

En una versión anterior se decía por error que "el Gobierno no ve posible fijar la pensión mínima en 1.800 euros", cuando debería haber dicho "una pensión mínima de 1.080 euros".