Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La deuda pública baja por primera vez en tres meses y termina julio en 1,160 billones

Los compromisos bajan en 2.733 millones en un mes pero siguen muy por encima del 2017

La ministra de Economía y Empresa, Nadia Calviño
La ministra de Economía y Empresa, Nadia Calviño

En julio no hubo récord de deuda pública. Los compromisos pendientes de las administraciones públicas siguen siendo muy elevados (1,160 billones de euros), pero son 2.733 millones menos que en junio y la primera bajada en tres meses. Aunque ligeramente, reduce entre junio y julio su deuda el Estado, las comunidades autónomas y los ayuntamientos, y se queda congelada en la Seguridad Social, según las cifras publicadas este martes por el Banco de España.

En concreto, en el mes de julio con respecto al mes anterior la deuda total ha bajado en 2.732,9 millones (un 0,23%), hasta situarse en 1,160 billones de euros. La del Estado central baja en 2.951 millones (0,29%), hasta cerca del billón; las comunidades recortan 600 millones (el 0,21%) y los ayuntamientos, 581,7 millones (casi el 2%).

La deuda, eso sí, crece con fuerza si se compara con el año anterior, excepto en el caso de los ayuntamientos, que siguen rebajando el agujero de sus arcas. Para el resto, el salto sigue siendo multimillonario.

En concreto, el conjunto de las administraciones deben 29.655 millones de euros más que justo un año antes (el 2,62% más); el Estado central ha engordado la deuda en 43.906 millones (un 4,51% más); las comunidades suman 7.478 millones más (el 2,63%) y la Seguridad Social da un salto de 11.730 millones en solo 12 meses, un 50% más. En este último caso, el avance de la deuda imparable se debe a que, con la hucha de las pensiones casi vacía y el déficit del sistema ha llevado a pedir préstamos al Tesoro para abonar las extras de los pensionistas.

Los ayuntamientos sueltan lastre

Los únicos que, de nuevo, en comparación con el año pasado reducen sus deudas son los Ayuntamientos. En conjunto deben 28.766 millones de euros, es decir, 3.160 millones menos que en julio de 2017, una bajada del 9,90%.

Sobre la deuda registrada en julio (primer mes de gestión del actual Gobierno de Pedro Sánchez), el Ministerio de Economía ha apuntado que "se debe destacar que el saldo mensual tiene una evolución volátil condicionada por la concentración de emisiones en los primeros meses del año y de los vencimientos en enero, abril, julio y octubre". El departamento de Nadia Calviño, además, hace una aproximación del nivel de deuda en relación con el PIB, del que todavía no hay cifra definitiva del segundo trimestre. Según sus cálculos, "la ratio se habría situado en el 97,39% del PIB, consistente con la previsión del 97% para el conjunto del año".