Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Las VTC siguen ganando terreno: ya hay más de una licencia por cada seis taxis

Los permisos que usan Uber o Cabify en España alcanzan la cifra de 11.200, mientras la ley prevé un máximo de poco más de 2.000

Taxistas en huelga bloquean la Gran Via de Barcelona.
Taxistas en huelga bloquean la Gran Via de Barcelona.

Las licencias VTC en España siguen ganando terreno frente al taxi. Suman ya 11.200, un 4,3% más que el mes anterior, después de sumar 469 nuevas autorizaciones en agosto. Con este aumento, ya hay uno de estos permisos para alquiler de vehículos de turismo con conductor (VTC), el tipo de licencia que usan empresas de transporte como Uber o Cabify, por cada 5,8 taxis, cuando en España la proporción debe estar en uno de cada 30, según la Ley Orgánica de Ordenación del Transporte Terrestre (LOTT). En algunas provincias, como Madrid o Málaga, la relación es ya de más de una VTC por cada tres taxis. El crecimiento de estas licencias, además, sigue un ritmo frenético que ha puesto al taxi en pie de guerra. A cierre de diciembre de 2017, con 6.711 licencias, la ratio era prácticamente de una de cada 10 frente a las de taxi.

En una reciente comparecencia parlamentaria, el ministro de Fomento, José Luis Ábalos, tras admitir que la proporción se situaba en 1/6, insistió en la necesidad de cumplir la norma que establece una ratio obligatoria de 30 taxis por cada VTC, una demanda del gremio de taxistas que, a tenor de los números, está no solo lejos de cumplirse, sino que se aleja más cada día. Pese a lo que establece la ley, el número de VTC aumenta día tras día por sentencias judiciales derivadas del vacío legal que hubo entre 2009 —cuando el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero eliminó la exigencia de un ratio de 1/30— y 2015, cuando se volvió a fijar.

 

Las VTC siguen ganando terreno: ya hay más de una licencia por cada seis taxis

 Según el registro que publica Fomento mensualmente, agosto cerró con 11.200 licencias, frente a las 10.731 del mes anterior. Es un 4,3% más. En todo caso, la cifra de crecimiento queda lejos de la registrada en junio y julio, ambos meses con crecimientos de dos dígitos, o mayo, con un aumento del 8,5%.

Mientras, las de taxi apenas crecieron un 0,1% en agosto, hasta sumar 65.539. Dividiendo una cantidad entre la otra, resulta que hay una licencia VTC por cada 5,85 de taxis. Ya por encima del ratio 1/6 que mencionó el ministro. En otras palabras, el número de licencias VTC quintuplica la cifra teórica de 2.184 que debería haber para mantener el ratio 1/30 que señala la LOTT.

La cifra, además, se aleja de ese objetivo. Solo en lo que va de año las licencias VTC han aumentado un 66,9%, de 6.711 a cierre del año pasado a 11.200 de agosto. Mientras, las licencias de taxi, que llevan años prácticamente estancadas, apenas han pasado de 64.057 a 65.539, un 2,3%, según los datos de Fomento. Al arrancar el año, la proporción de licencias VTC respecto al taxi era de una por cada 9,5, por las 1 por cada 5,85 de agosto.

Y aún va a ir a más. Según Ábalos, hay unas 9.000 licencias pendientes de resolución en los tribunales. Si se conceden todas ellas y si se mantiene más o menos estable el número de taxis, como lleva desde hace años, el ratio se acercaría a una por cada tres taxis. En algunas ciudades españolas esa proporción ya es inferior.

Aunque los datos de Fomento son provinciales, no locales, puesto que estas licencias las conceden las comunidades autónomas, dan una idea batante aproximada de la situación en algunas grandes ciudades. Así, en Madrid (provincia) el ratio ya está por encima del 1/3. Hay una VTC (un total de 5.277, un 6,5% más que en julio) por cada 2,9 taxis (15.523). En Barcelona, por su parte, la proporción es de 1/5,6 (10.793 taxis por 1.926 VTC). No obstante, la provincia con un ratio más igualado entre ambos modelos es Málaga, con 2,4 taxis por cada VTC (2.648 por 1.075).

Tregua en la guerra

El sector del taxi está en guerra contra las plataformas de alquiler de vehículo con conductor que usan estas licencias —las califican de competencia desleal porque se les aplican menos regulaciones, opinión a la que se adhirió Ábalos— y estas cifras no harán sino enardecer aún más los ánimos del sector. Por el momento, el gremio ha dado una tregua temporal a Fomento tras las movilizaciones y protestas de finales de julio y agosto en varias ciudades, sobre todo en Madrid y Barcelona.

El ministerio de Fomento anunció que este mes se reuniría con los actores implicados en el conflicto y después propondría medidas, tras conocer las necesidades de unos y otros. Hoy mismo, el secretario de Estado de Infraestructuras, Transporte y Vivienda, Pedro Saura, se reunirá con representantes de Unauto, la principal patronal de las empresas que usan las licencias VTC. Eduardo Martín, su presidente, adelantó ayer que propondrá a Saura abrir una “línea de diálogo para profundizar y estudiar las soluciones”.

Entre las medidas que se barajan, Ábalos anunció en julio, en plena huelga de taxistas y con algunas grandes arterias de Madrid o Barcelona cortadas, que transferiría a las Comunidades la competencia sobre la gestión de las VTC, de forma que cada una pueda regular a su manera. Algunas autonomías, como Madrid, entienden que esa medida no soluciona nada, sino que divide el problema en 17 trozos. Lo mismo piensa la patronal Unauto.

También se comprometió a redactar un decreto que haga cumplir el ratio 1/30, pero a su vez, Saura, descartó que el Gobierno vaya a retirar licencias de la circulación expropiándoselas a cambio de un justiprecio a sus dueños.

Las regiones donde el conflicto no ha llegado

En Málaga, Madrid y Barcelona, las tres provincias con mayor proporción de licencias VTC respecto a las de taxis (1/2,9, 1/2,4 y 1/5,6, respectivamente) el conflicto ha ocasionado huelgas, cortes de vías e incluso episodios de violencia. Pero hay algunas provincias donde la lucha entre los distintos métodos de transporte de viajeros no ha llegado ni tiene visos de convertirse en un problema en los próximos meses.

Es el caso de Soria, la única provincia de España que no cuenta con ninguna licencia VTC concedida. En esa provincia operan 81 taxis. en Zamora, por su parte, una licencia VTC hace la competencia a 148 taxis. En Jaén, la siguiente de la lista, la proporción es de 1 a 134, con apenas tres VTC en funcionamiento. Ya más lejos queda Lugo, con un ratio de 1/41.

El ratio de Toledo es de una VTC (5) por cada 72 taxis (360), mucho más desproporcionada, aunque pudiera pensarse lo contrario, que la de Ciudad Real, (1/27,6).

Más información