Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

De la Mata propone juzgar a la excúpula de Caixanova

El magistrado apunta que los exdirectivos aprobaron préstamos irregulares para reflotar una conservera con vínculos con la caja

caixanova
De izquierda a derecha: Gregorio Gorriarán, Julio Fernández Gayoso, José Luis Pego y Óscar Rodríguez Estrada. EFE

José de la Mata, juez de la Audiencia Nacional, propone sentar en el banquillo a la excúpula de Caixanova por urdir cuatro operaciones financieras para reflotar a la conservera Bernardo Alfageme, cuyos accionistas mantenían "una estrecha relación" con directivos de la caja. En un auto publicado este martes, el magistrado considera que los imputados "diseñaron un mecanismo" para "expropiar" recursos de la entidad y, por ello, propone juzgar a diez personas. Entre ellas, a Julio Fernández Gayoso, expresidente de Caixanova.

El magistrado del juzgado de instrucción número 5 de la Audiencia Nacional también propone juzgar a Gregorio Gorriarán y a José Luis Pego, ex directores generales de la caja de ahorros. Una decisión que toma después de concluir que la excúpula de Caixanova concedió una serie de préstamos irregulares a la compañía Promalar para que comprara y reflotase a la conservera, que atravesaba "serias" dificultades económicas.

"Esto causó un grave perjuicio económico a Caixanova, de más de 80 millones de euros", resalta el magistrado de la Audiencia Nacional, que considera que las actuaciones de los directivos no fue solo una serie de "actos erróneos" cometidos en el ejercicio de su trabajo entre 2005 y 2010. De hecho, el juez incide en que se simularon contratos para "ocultar la verdadera naturaleza" de las operaciones cerradas con Promalar. Buscaban "beneficiar a Lago Pérez y a los accionistas de Bernardo Alfageme, causándoles un perjuicio multimillonario a Caixanova", añade el instructor.

De la Mata apunta, además, que estas operaciones constituyen presuntamente un delito societario por administración desleal o por apropiación indebida y blanqueo de capitales. En esta línea, el juez expone que se han detectado "profundas irregularidades" en las garantías presentadas para conceder esos préstamos. Así, se valoraron en 133 millones de euros una serie de fincas cuyo valor real era de 2,5 millones. "Es decir, se tasaron en 190 veces su valor real", sentencia el magistrado.

Esos préstamos no fueron devueltos. "Y han supuesto pérdidas multimillonarias a la vista del ínfimo valor de las garantías inmobiliarias, tratando los imputados de ocultar su responsabilidad alegando mala suerte, frustración de expectativas, o la socorrida crisis inmobiliaria", recalca De la Mata en su escrito publicado este martes, donde también acuerda el sobreseimiento provisional de la causa abierta contra Domingo González Mera, subdirector general de Caixanova en 2009 y 2010; y contra José Benito Varela Fernández, director de una oficina de empresas de la entidad financiera y responsable comercial entre 2002 y 2007.

A partir de ahora, el fiscal y las partes acusadoras disponen de diez días para solicitar la apertura de juicio oral o el sobreseimiento de la causa. Gayoso, Pego y Gorriarán ya han sido condenados a dos años de cárcel en otra causa abierta contra ellos por cobrar indemnizaciones millonarias que se concedieron a sí mismos antes de abandonar la entidad y que alcanzaron los 22 millones de euros.