Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Inditex cae un 5,6% en Bolsa por un informe negativo de Morgan Stanley

El banco recomienda infraponderar las acciones de la compañía textil gallega ante las "presiones crecientes" que le afectan

Inditex Bolsa
Panel en la Bolsa de Madrid. EFE

Inditex sufrió este miércoles un fuerte varapalo en Bolsa después de que el banco de inversiones Morgan Stanley emitiese un informe en el que recortaba el precio objetivo de las acciones de la empresa gallega desde 26 hasta 21 euros, un 19%, ante las “presiones crecientes” a las que se enfrenta, que afectarán a su crecimiento. Las acciones de la matriz de Zara, Massimo Dutti o Stradivarius se dejaron un 5,6% en el parqué, hasta cerrar en los 26,69 euros, aún más de cinco euros por encima de la nueva valoración de Morgan Stanley. La empresa de Amancio Ortega se dejó más de 5.000 millones de capitalización bursátil. Desde el inicio de año, ha perdido un 6%.

Por primera vez, el informe del banco estadounidense de inversiones revisa su recomendación y pasa de “mantener” a “infraponderar” (reducir el peso de Inditex en una cartera de inversiones). Afirma Morgan Stanley que “ya no se siente cómodo ignorando las presiones crecientes a las que se enfrenta la compañía”, que presentará resultados del primer semestre el 12 de septiembre.

Augura el banco que Inditex solo crecerá a un ritmo anual del 4% en los próximos cinco años, muy por debajo del 12% que pronostican otros analistas. “Cada vez es más sensible a las divisas, ha registrado caídas de márgenes en los últimos cinco años y afronta las mismas presiones para cambiar de canal que la mayoría de los otros grupos textiles”, dice el informe, titulado Going from Great to Good (De genial a bueno).

Añade que el grupo textil gallego sufrirá una “caída gradual” y prevé rebajas futuras de la calificación. Cree que, pese a seguir siendo uno de los líderes mundiales del sector textil y haber registrado un desempeño extraordinario en los últimos 15 años, advierte de que su “propuesta de inversión se ha debilitado durante los últimos años”, aunque todavía “no se refleja adecuadamente” en las previsiones de los analistas o en el mercado.

No es la primera vez este año que Inditex sufre un descalabro serio en Bolsa. El pasado 23 de febrero vivió otro día aciago, esta vez por un informe de JP Morgan que preveía una “ralentización” de su negocio por la meteorología y el efecto divisa.

Desafíos

Lo cierto es que Inditex ha seguido sumando récords de ventas y beneficios en los últimos trimestres, pero su crecimiento se ha ido ralentizando. En el primer trimestre de este año, registró unas ventas por valor de 5.654 millones de euros, apenas un 1,52% más que en el mismo periodo del año anterior, la tasa más baja en dos décadas. Además, ha ido reduciendo el número de tiendas en sus principales mercados, aunque subraya que se trata de "optimizar" la superficie de ventas: cierra tiendas pequeñas, abre otras más grandes (flagships), con lo que aumenta la superficie de ventas.

Aunque es la mayor empresa textil del mundo por facturación, Inditex se enfrenta, como las demás, a un entorno muy cambiante. Una meteorología impredecible, con otoños largos cálidos o inviernos que se prolongan, que ha causado a veces falta de sincronización con la demanda de los clientes en determinadas épocas del año, ha lastrado las cuentas de muchas firmas. También tienen que hacer frente al fenómeno del comercio electrónico, que reduce los márgenes, al tener que añadir el coste de la logística. Las novedades tecnológicas que se van incorporando en las tiendas y las reformas a que obliga un consumidor cada vez más reacio a ir de tiendas también impactan en los resultados.

No es la primera vez este año que Inditex sufre un descalabro serio en Bolsa. El pasado 23 de febrero vivió otro día aciago, que se achacó a la publicación de otro informe, esta vez de JP Morgan, que preveía una una “ralentización” del negocio de Inditex por la meteorología y el efecto divisa, por lo que rebajaba el precio objetivo de la acción. En los días sucesivos, a primeros de marzo, la acción de Inditex tocó suelo en 23,6 euros. Desde entonces, había remontado hasta superar los 30 euros en el mes de julio. Desde entonces, la cotización había seguido una trayectoria descendiente que se acentúa este miércoles con el informe de Morgan Stanley.

Más información