Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Dimas Gimeno pacta con El Corte Inglés su salida y recibirá 8,5 millones de euros

El expresidente sale voluntariamente del consejo y ya no tendrá ningún cargo o función en el grupo de grandes almacenes

Dimas Gimeno, presidente de El Corte Inglés, tras la celebración de la junta de accionistas del pasado año. En vídeo: Entrada a la Junta de Accionistas de El Corte Inglés.

Dimas Gimeno, expresidente de El Corte Inglés, ha decidido dejar su puesto como consejero en El Corte Inglés antes de ser expulsado. El consejo de administración de la compañía se reunió a última hora de la tarde de ayer sábado y aceptó la renuncia de Gimeno, que cesa toda su relación directa con el grupo de grandes almacenes. Ambas partes, a través de una negociación con sus abogados, han alcanzado un acuerdo para llegar al cese del consejero. La compensación en total es de 8,5 millones de euros, aunque ninguna de las dos partes ha querido hablar sobre el contenido económico.

La salida definitiva de Gimeno del último cargo que todavía mantenía en El Corte Inglés se produjo por la noche solo unas horas antes de que el consejo de administración tuviera previsto reunirse, a primera hora de este domingo para aprobar la expulsión de Gimeno de ese órgano, tal y como adelantó EL PAÍS. Esa salida, además, se iba a someter a votación en la junta de accionistas, que se celebraba esta mañana, y contaba con todos los votos necesarios para salir adelante.

Gimeno, que tomó los mandos del grupo en 2014 tras la muerte de su tío Isidoro Álvarez, fue destituido como presidente el pasado 14 de junio con ocho votos a favor, una abstención y ninguno en contra. Él decidió impugnar su destitución y se ha enfrentado en los tribunales a la empresa. Tras su salida de los cargos ejecutivos, era todavía consejero, un puesto que mantenía desde 2010. La única opción que Gimeno tenía para evitar esa expulsión con una votación en la junta de este domingo era, por tanto, su propia salida voluntaria antes. Y fue pactada in extremis en la tarde-noche de este sábado.

Ya estaba todo preparado y la renuncia llegó en el último instante. Se había reunido el patronato de la Fundación Ramón Areces por la mañana (tiene el 37% de las acciones), y habían votado la salida de Dimas, con todos los apoyos a favor excepto el de su tío César. También el consejo de nombramientos y retribuciones de la compañía había apoyado al completo la salida en una reunión. Y se le consultó a Ceslar (9% de las acciones), que estaba a favor.

Incluso se votó la salida dentro de IASA, la patrimonial a través de la que Gimeno es accionista de El Corte Inglés y el último vínculo que le queda con el grupo. Esta firma tiene el 22% de El Corte Inglés, pero la comparte Gimeno con sus primas, Marta y Cristina Álvarez Guil, y ellas tienen el 69% del control.

Un acuerdo multimillonario

En El Corte Inglés no han querido realizar comentarios sobre el contenido del supuesto acuerdo alcanzado con Gimeno para facilitar su salida y poner fin al conflicto que mantienen con el ejecutivo a cuenta de la indemnización que reclama por los años que ocupó el cargo de director primero y presidente más tarde.

Abogados del despacho de Sagardoy, de parte de la empresa, y de Cremades, por parte de Gimeno, llevan tiempo tratando de llegar a un pacto económico sobre esa compensación. Al parecer, según fuentes del sector, el pago es de 8,5 millones de euros. Incluye una indemnización por su salida como directivo y presidente, por su carrera laboral completa dedicada a la empres. esa parte es de unos 2 millones de euros. También una compensación por el cese antes de tiempo de su cargo de consejero de 1,5 millones de euros (equivalentes a dos anualidades). Y por último, una cláusula de no competencia, para que no se incorpore a otra empresa y pueda utilizar todo lo que sabe sobre los entresijos de El Corte Inglés. Es la parte más jugosa del acuerdo, con cerca de 5 millones de euros

Fuentes cercanas a Dimas Gimeno confirmaron anoche la salida voluntaria del consejo, tras un acuerdo, y señalan que Gimeno ha tomado la decisión ante la relevancia pública que estaba tomando el conflicto interno, y no quería mantenerlo en el tiempo y que pudiera dañar la imagen de El Corte Inglés. Tampoco han querido ofrecer detalles del pacto alcanzado y qué va a pasar con los otros litigios en marcha, no vinculados directamente a la compañía, sino a IASA, la patrimonial que comparte con sus primas y que contiene sus acciones de El Corte Inglés.

La primera junta de Jesús Nuño de la Rosa

El Corte Inglés celebraba este domingo su junta de accionistas. Como cada año, tiene lugar el último domingo de agosto. Habitualmente era la única aparición pública del antiguo presidente, Isidoro Álvarez. Falleció en septiembre de 2014, y fue cuando tomó las riendas su sobrino Dimas Gimeno, que mantuvo la tradición de hacer ese día públicas las cuentas del grupo, además de realizar un discurso con las claves del ejercicio y planes para el siguiente. Este año por primera vez ese papel estaba en manos de Jesús Nuño de la Rosa, el actual presidente, que accedió al cargo en junio pasado, tras ejercer como co-consejero delegado desde octubre de 2017, junto a Víctor del Pozo, que ahora mantiene ese cargo. Durante la junta, han renovado el consejo de administración, con la entrada de Fernando Becker como independiente y la reincorporación de Carlota Areces en nombre de Ceslar.

Este año, además, las cuentas de la empresa (positivas en el último ejercicio) ya no eran una novedad en el día de la junta, porque el grupo de grandes almacenes optó por comunicar los resultados el 25 de julio. La empresa ganó en el ejercicio 2017-2018 (se cierra en febrero, tras la rebajas) 202 millones de euros, el 24,9% más que un año antes. La facturación creció el 2,8%, hasta 15.935 millones, con lo que firmó su cuarto año consecutivo al alza. A cierre de año, la compañía contaba con 92.078 empleados en plantilla, el 0,4% más.