Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Las tiendas de ropa adelantan las rebajas tras una primavera floja en ventas

Las grandes marcas se anticipan al periodo estival 'oficial' mientras la patronal y el pequeño comercio reclaman volver a un calendario estricto

Rebajas 2018
Anuncio de rebajas en un centro comercial de Sevilla el año pasado.

El próximo 1 de julio comienzan oficialmente las rebajas de verano. Para ese día, lunes, la mayor parte de las grandes marcas y distribuidores de moda ya llevarán varios días ofreciendo descuentos. Cortefiel, H&M, Uniqlo y otros están de rebajas desde hace días. Además, dos de los actores que tradicionalmente venían ciñéndose a los periodos oficiales, Inditex (Zara, Massimo Dutti, Stradivarius, Oysho) y El Corte Inglés, se han sumado a los descuentos. Los grandes almacenes tienen una campaña promocional justo hasta que comiencen las rebajas, que, como Inditex, adelantan al viernes 29, dos días antes del 1 de julio habitual, por motivos de calendario, algo que ya hicieron el año pasado.

En realidad, tampoco se puede hablar ya de oficial, puesto que en 2012, el Gobierno de Mariano Rajoy liberalizó los periodos de rebajas y, en la práctica, cada uno puede hacer rebajas cuando le convenga: en los períodos estacionales "de mayor interés comercial, elegidos por cada comerciante", dice la norma, y con la duración que cada uno elija. Y de hecho, eso es lo que sucede, para disgusto de los actores más pequeños del negocio textil, que reclaman desde hace tiempo una vuelta a los periodos tradicionales.

El gran rival de Inditex en el mundo, la sueca H&M, comenzó este mismo miércoles un periodo de seis días de rebajas –descuentos de hasta el 50%-, que finaliza justo a las puertas del comienzo estándar del periodo estival de descuentos. Las marcas del grupo Tendam (antes Cortefiel) iniciaron el 12 y 13 de junio las promociones, que durarán hasta el 31 de agosto y eso después de sacarse de la manga un Black Friday de Verano. Mango ha enviado a sus clientas registradas un mensaje en el que anuncian descuentos de hasta el 30% hasta el jueves 21. Esta “venta privada” es una cortesía para las clientas más fieles y es la antesala de las rebajas generales, que comenzarán, por tanto, el viernes 22. En Inditex repiten la jugada del año pasado: dan el pistoletazo de salida al viernes 29, para no perder ese primer fin de semana, que suele concentrar buena parte de las ventas. El Corte Inglés, a cuyas puertas la gente se agolpaba cuando empezaban las rebajas, tiene en marcha el Festival de Descuentos, de hasta el 40%, campaña que, casualmente, finaliza el jueves 28.

Volver a las rebajas

Fuentes del sector aducen que este año hay inquietud porque las ventas de las colecciones de verano han sido flojas por el frío y la lluvia que han protagonizado el fin del invierno y casi toda la primavera. “Desastre”, “dramático”, “complicado” son términos empleados por diversas fuentes consultadas para referirse a este primer semestre. Los números, por tanto, aprietan y hay que liquidar stock, aun a costa de limar los márgenes. Se imponen las campañas de descuento, sean rebajas oficiales o de otro tipo.

Aunque erosione los números, las grandes cadenas tienen músculo para promocionar, pero los pequeños se quejan de que no pueden aguantar ese ritmo. El presidente de la patronal del Comercio Textil Acotex, Eduardo Zamácola, reiteró este miércoles, en la presentación de su informe anual El comercio textil en cifras, que es "insostenible" que el sector venda constantemente con promociones y descuentos. Llamó, de hecho a "reinventarse y cambiar muchas cosas" tras un año 2017 con un crecimiento de las ventas "muy, muy ligero", del 0,47%, hasta 18.097 millones de euros.

"Llevamos siete años acostumbrando al cliente a una guerra de descuentos y eso es insostenible, porque las marcas pequeñas y medianas no lo soportan", dijo, abogando por "acompasar la oferta a la demanda" (vender en cada época del año ropa adecuada al clima). No obstante, se dijo "neutral" respecto a una vuelta a un calendario estricto de rebajas, algo que reclama de forma inisitente la Confederación Española de Comercio (CEC), patronal de las pequeñas tiendas. De hecho, renovó esta petición tras la toma de posesión del Gobierno de Pedro Sánchez ante el "inexorable" descenso de las ventas y el "goteo constante" de cierre de comercios. "El comercio va contra sí mismo al entrar en el juego de las promociones y descuentos permanentes", afirmó recientemente su secretario general, José Guerrero.

Más información