Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La irrupción de Mediapro en Francia pone fin a la era del fútbol en Canal+

La subasta alcanzó 1.153 millones de euros anuales. En el sector surgen las dudas sobre la viabilidad de la oferta

Neymar conduce el balón entre Cahuzac y Lafont, portero del Toulouse. Ampliar foto
Neymar conduce el balón entre Cahuzac y Lafont, portero del Toulouse. AFP

Para el paisaje mediático y futbolístico francés es una sacudida insólita. Las réplicas pueden notarse hasta el mundo del cine. La pérdida, por parte de Canal+, de los derechos de retransmisión de los partidos de la primera división de la Liga francesa cierran una época. La cadena codificada francesa, que poseía los derechos desde 1984, se quedó con las manos vacías en la subasta del martes para el periodo 2020-2024. El gran vencedor es la hispano-china Mediapro, que entra con fuerza en un nuevo mercado en crecimiento.

La española Mediapro, controlada por la china Orient Hontai Capital, se llevo tres de los cinco lotes de partidos atribuidos. Otro comprador es beIN Sports. La subasta alcanzó 1.153 millones de euros anuales. El interés creciente del fútbol francés, con equipos competitivos como el Paris Saint-Germain y estrellas globales como Neymar Jr., explican el precio desembolsado por los derechos. "La Liga 1 [primera división francesa] cambia de dimensión", dijo la presidenta de la Liga de Fútbol Profesional, Nathalie Boy de la Tour. Mediapro anunció en un comunicado que creará un canal temático de fútbol. La suma desembolsada por los derechos ha aumentado del 60% respecto a los que ahora pagaban Canal+ y beIN Sports.

El resultado sume a Canal+ en la incertidumbre. Cálculos citados por el diario Le Figaro indican que el 45% de sus clientes estaban suscritos para seguir el fútbol. Las acciones de Vivendi, matriz de Canal+, cayeron hasta un 5% en la bolsa de París. "Estoy decepcionado de no haber obtenido los derechos. Pero a este precio era totalmente irrazonable", dijo Maxime Saada, presidente del directorio de Canal+. "Se habla esta mañana de la supervivencia de Canal+. Yo lo que cuestiono es la supervivencia de Mediapro y los demás", dijo en una entrevista con la cadena Europe 1, cuestionando el precio que habían pagado sus competidores y las probabilidades de rentabilizar la inversión.

El sector se interroga ahora no sólo sobre la viabilidad de Canal+ sin el fútbol —la probable pérdida de abonados, sin embargo, se compensa con los millones ahorrados en la compra de derechos— sino también sobre el cambio que supondrá en el deporte francés, discreto en comparación con el español o británico —un "big bang", decía el diario deportivo L'Équipe—, la viabilidad económcia de la apuesta y el perfil de los inversores. El diario progresista Libération describe al jefe de Mediapro, Jaume Roures, como "este antiguo trostkista [...] simpatizante de Podemos y sobre todo de la CUP, movimiento anticapitalista que reclama la independencia unilateral de Cataluña".

Canal+ era conocida en Francia como "la cadena del fútbol". También como la "cadena del cine", al ser una de las principales productoras del cine autóctono. El temor es que, al perder abonados e ingresos, Canal+ también vea erosionada su capacidad de inversión en el sector audiovisual, según el diario Le Monde. "En el Festival de Cannes, los dirigentes de Canal+ nos dijeron que harían que el modelo evolucionase si perdían los derechos del fútbol, y nos avisaron que podían perder de 1 a 2 millones de suscriptores", dijo al citado diario Marie Masmonteil, del Sindicato de Productores Independientes.