Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Elon Musk arremete contra los medios de comunicación por poner en duda su rentabilidad

El fundador de Tesla ya se enfrentó a los analistas por cuestionar algunas cifras de su negocio

Elon Musk, fundador de Tesla
Elon Musk, fundador de Tesla REUTERS

El enfado de Elon Musk se va haciendo más grande al ritmo que aumentan las críticas o las dudas sobre sus coches o la rentabilidad de su negocio. El fundador y principal gestor del fabricante de coches eléctricos Tesla empezó cargando primero contra los analistas de Bolsa que siguen el rendimiento de la compañía, por cuestionar su viabilidad financiera durante la presentación de los últimos resultados. Y ahora el excéntrico directivo centra su ataque contra la prensa especializada, y cuestiona su credibilidad y su modelo de negocio por criticarle.

El consejero delegado de Tesla acudió la tarde del miércoles a su cuenta en Twitter para afirmar que el público no respeta “las grandes compañías de medios” porque considera que actúan de una manera “hipócrita” y afirma, incluso, que fue por este motivo por el que el Donald Trump fue elegido presidente de los Estados Unidos. “Nadie os cree ya. Habéis perdido vuestra credibilidad”, declaró.

En la secuencia de mensajes que colgó en la bitácora electrónica para presentar su versión de las supuestas fake news, el fundador de Tesla explica que los periodistas están bajo una intensa presión para producir información que atraiga anunciantes de las compañías tradicionales de automoción. Su empresa, precisa, no se publicita en los medios de comunicación, a diferencia de las “compañías de combustibles fósiles”.

Tesla arrancó el ejercicio con pérdidas de 785 millones de dólares, tres veces más altas que en el mismo periodo de 2017. Los ingresos mejoraron un 26% en el año, hasta los 3.410 millones. Este impulso en las ventas se explica por el Model 3. Pero la producción avanza a un ritmo por debajo del esperado y la compañía está disparando la inversión para poder ganar escala.

Quiere poner nota a los periodistas

Musk concluyó el arrebato anunciando que piensa crear un portal de opiniones tipo Yelp en el que el público pueda valorar la veracidad de las informaciones que se publican en los artículos para así poder seguir la credibilidad de los periodistas en cada momento. Tiene pensado hasta cuál sería el nombre: Pravda, verdad en ruso y que sirvió para designar el diario oficial del Partido Comunista de la Unión Soviética.

Esta misma semana la publicación Consumer Reports decidió no recomendar la compra del Model 3, el utilitario con el que Tesla quiere producir en masa. El éxito del turismo es vital para que el fabricante de coches eléctricos pueda ser rentable, algo que Musk asegura que puede conseguir a partir del tercer trimestre de este año cuando logre llevar la producción por encima de las 5.000 unidades semanales.

Críticas a los analistas

Durante la presentación de los resultados hace tres semanas, Elon Musk cortó en seco en varias ocasiones a los analistas que le preguntaban si iba a tener que recurrir al mercado de deuda para dotarse de liquidez. Y avanzada la conferencia telefónica, decidió en su lugar responder a las preguntas de usuarios de sus coches eléctricos que exponen su experiencia en portales como YouTube.

A los problemas de rendimiento de la compañía se le suman las denuncias de empleados de Tesla sobre las condiciones de trabajo en la planta de Fremont y las investigaciones de la agencia de la seguridad vial tras varios accidentes mortales. Musk calificó de “irresponsable” que la prensa preste tanta atención al sistema de conducción semiautónoma, porque hace creer que el Autopilot no es seguro.

Más información