Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Tesla duplica pérdidas en el primer trimestre por el coste del Model 3

La cifra de negocio del fabricante de coches eléctricos mejoró un 26% en un año pero tiene disparado el gasto operativo

Un Model 3 de Tesla en el salón del automóvil en Pekín
Un Model 3 de Tesla en el salón del automóvil en Pekín REUTERS

Tesla no quema gasolina pero sí mucho efectivo y rápido. Esa es la reflexión que hace Wall Street al revisar su cuenta de resultados y los costes de producción del Model 3. El fabricante de coches eléctricos registró pérdidas de 785 millones de dólares en el primer trimestre. Es el doble cuando se compara con el mismo periodo de 2017 y la mayor hasta la fecha para la compañía. Los ingresos mejoraron un 26%, a 3.410 millones.

Tesla ensambló 34.494 vehículos durante el primer trimestre, de acuerdo con las cifras que publicó hace un mes. Es un incremento del 40% en un año. De ese total, 24.728 unidades corresponden al sedán de lujo Model S y al todocamino Model X. El resto corresponder al turismo eléctrico Model 3, que están saliendo de la planta de Fremont a un ritmo próximo a las 2.270 unidades semanales.

Como sucedió con los anteriores modelos de Tesla, el nuevo sedán está afrontando cuellos de botella en el proceso de producción y en el suministro de componentes. Elon Musk mantiene, sin embargo, el objetivo de alcanzas las 5.000 unidades semanales a lo largo del trimestre en curso. Pero para conseguir esa progresión, la compañía debe dedicar una enorme cantidad de efectivo a ganar escala.

Tesla tuvo un gasto operativo de 1.050 millones en el trimestre y lleva seis trimestres consecutivos con flujo de caja negativo. El efectivo que tiene en caja es de 2.670 millones, un 20% menos que a final de 2017. Esa marca de las 5.000 unidades semanales del Model 3 la necesita para generar los ingresos suficientes que le permitan empezar estabilizar la situación financiera y evitar tener que recurrir al mercado de deuda para dotarse de liquidez.

Musk espera empezar a generar un flujo de caja positivo a lo largo del tercer trimestre si todo marcha según lo previsto. Pero los inversores no lo ven tan claro con una deuda que asciende a 10.500 millones. Las acciones de Tesla perdieron un 15% de su valor durante los últimos tres meses y arrastran un negativo del 4% este año. Si lo que se toma como referencia es el valor máximo que marcó en septiembre, el golpe es del 24%.

Cualquier retraso adicional en el objetivo de producción tiene el potencial, por tanto, de intensificar la cantidad de efectivo que quema. El primer Model 3 salió de la cadena de ensamblaje en julio pasado. El precio base es de 35.000 dólares. Además está en fase de producir un camión eléctrico, un nuevo deportivo y eventualmente una camioneta tipo pickup. Tesla vende también baterías e instala paneles solares.

Más información