Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
ÓSCAR MARTÍN | Consejero delegado de Ecoembes

“Los envases están tirando del carro del reciclaje en España”

El responsable de Ecoembes dice que para que el reciclaje en España funcione hay que apostar por "el contenedor cercano, disponible 24 horas al día"

Óscar Martín, responsable de Ecoembes, en Madrid
Óscar Martín, responsable de Ecoembes, en Madrid

España está a la cola de la UE en reciclaje de residuos urbanos, con una tasa del 29,7% —la media europea en 2016 era del 45,2%, según Eurostat—. Pero, según Ecoembes, en 2017 se reciclaron el 77,1% de los envases domésticos que deben depositarse en los contenedores amarillos y azules de España. ¿Cómo es posible este abismo de diferencia en los datos? Porque, como defiende Ecoembes, los residuos que ellos deben gestionar solo suponen el 8% de las basuras urbanas.

"Los envases están tirando del carro del reciclaje en España", sostiene Óscar Martín, consejero delegado de Ecoembes, la organización creada por las compañías envasadoras y las cadenas de supermercados para cumplir con la ley de gestión de residuos de 1997, que les obliga a hacerse cargo del tratamiento de esos desechos. "España está reciclando un 29,7% de sus residuos urbanos. Pero en ese 29,7% hay algunos flujos que están haciendo mucho y otros que no están haciendo nada. Ahora es el momento de que todos los flujos se pongan a sumar. No puede ser que Ecoembes esté reciclando el 77,1% de los envases domésticos que van al contenedor amarillo y azul y haya flujos como la materia orgánica, que supone el 37% del total de las basuras, que apenas se traten. O los textiles y las celulosas, que suponen un 10% de nuestras basuras, donde no se está haciendo absolutamente nada más allá de algunas experiencias concretas de empresa". Y Martín añade: "Para alcanzar los objetivos europeos tenemos que tirar del carro todos. Porque, aunque se reciclara el 100% de los envases, apenas moveríamos esa tasa del 29,7%".

Cumplir con el objetivo inmediato que tiene fijada la Comisión Europea es una quimera para España en estos momentos. La directiva vigente de residuos establece que en 2020 cada Estado debe llegar a una tasa de reciclaje del 50%; es decir, España debería aumentarla en más de 20 puntos. Martín piensa ya en los objetivos de 2025 y 2035 que se van a establecer, 55% y 65%, respectivamente. Y en la forma de aumentar la tasa de España. "Necesitamos facilitarle al ciudadano la posibilidad de separar más sus residuos", sostiene. "De aquí a 2023 tendremos que tener una recogida de basura orgánica en nuestros domicilios y necesitaremos un nuevo contenedor para hacerlo. Pero también necesitaremos reciclar otros flujos como los textiles. Y tenemos que diseñar las infraestructuras idóneas", apunta.

Martín apuesta por la fórmula del "contenedor cercano, disponible 24 horas al día" para "facilitar al ciudadano la aportación". Y rechaza, por tanto, fórmulas como los modelos de depósito a través de máquinas de recepción de envases en los supermercados que se aplican en otros países europeos. "El objetivo final de este sistema es el reciclaje como el de los contenedores amarillos. Por tanto, ¿por qué tenemos que poner una infraestructura nueva?", defiende Martín.

El reciclaje es una de las patas fundamentales de la denominada economía circular. Y el Gobierno está preparando una estrategia para los próximos años. "Tenemos la esperanza de que sea la palanca de cambio. Hay que erradicar el modelo de usar y tirar y debemos ponernos, como ha hecho Europa, objetivos ambiciosos de reciclaje", recomienda Martín para esa futura estrategia.