Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El presidente de la empresa familiar no entiende España sin Cataluña y reclama que baje la tensión política

“Estamos en una época bonita que hay que aprovechar para abordar las reformas pendientes”, asegura Riberas

El presidente de la empresa familiar, Francisco J. Riberas
El presidente de la empresa familiar, Francisco J. Riberas IEF

Francisco Riberas, presidente del Instituto de la Empresa Familiar (IEF) ha reclamado que baje la tensión política, que es lo que necesita la empresa para crecer y ganar competitividad. Durante su presentación ante la prensa como nuevo líder de la organización, el también presidente de Gestamp (multinacional española de componentes del automóvil) afirmó que es lo que quiere la empresa, "pero no ha bajado". Sobre Cataluña, principal foco de esa tensión, subrayó que "de la misma forma que es muy difícil entender la empresa familiar sin las compañías catalanas, no se puede entender España sin Cataluña".

Riberas, pese a mostrarse remiso a meterse en política, ha demandado soluciones en un marco de diálogo y legalidad, y que "las empresas puedan trabajar en ese clima. También ha reiterado el mensaje lanzado en su toma de posesión sobre los populismos, a los que culpa de situar a la empresa como parte del problema de la sociedad cuando ha tenido un comportamiento ejemplar y es parte de la solución. Y, en ese sentido, ha reseñado que la empresa familiar seguirá siendo capaz de poner en valor lo que significa.

El líder empresarial ha opinado que, en cualquier caso, es el momento propicio para abordar las reformas pendientes que necesita España y que "no se ven". "Existe el entorno bueno para tomar decisiones valientes y no se está haciendo absolutamente nada, estamos en un época bonita que hay que aprovechar para tomar medidas a medio y largo plazo que excedan la legislatura", ha añadido, incidiendo en que la situación parlamentaria es la ideal para adoptarlas entre todos los grupos políticos.

Y ha apuntado principalmente a la reforma educativa, haciendo hincapié en la formación dual, en la que la persona pueda formarse al mismo tiempo que estudia. "No podemos estar cambiando el sistema educativo continuamente, ha manifestado al respecto. Otros ámbitos que ha destacado entre las reformas son la consecución de un modelo de Ciencia, innovación y desarrollo, en el que se produzca la colaboración adecuada con las universidades y permitan distinguirse a la empresa española "con productos diferentes y tecnológicamente avanzados".

Asimismo, ha incluido una mejor política energética entre sus reclamaciones. "Se han puesto parches durante muchos años que no han satisfecho a nadie, creándose inseguridad jurídica y cabreando a las empresas eléctricas". Ante ello ha reseñado la necesidad de tomar decisiones que redunde en bajar las tarifas.

En otro paquete de peticiones, Riberas ha pedido los cauces para crear un modelo español para fomentar la internacionalización de la empresa basado en productos avanzados. Es decir, "favorecer el ecosistema para las empresas". En ese sentido, y tras reconocer que tampoco hay que echar la culpa de todo al Gobierno, ha subrayado que existe margen de mejora.

Sobre la reforma de las pensiones ha afirmado que tienen que abordarse cambios "valientes que se alejen del día a día políticos".

Más información