Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La empresa familiar reclama cambios normativos para poder crecer

El 60% de estas compañías renunciaron a repartir dividendos en los primeros años de recuperación

Juan Corona, director del Instituto de la Empresa Familiar
Juan Corona, director del Instituto de la Empresa Familiar

La empresa familiar ha reclamado este lunes cambios normativos para poder aumentar el tamaño. Según Juan Corona, director general del Instituto de Empresa Familiar (IEF), "hay una serie de barreras de índole fiscal, mercantil y laboral que dificultan ese crecimiento". A su juicio, las medidas que reclaman "no son difíciles de adoptar, pero requieren acuerdos políticos en una situación parlamentaria que es muy compleja".

Corona hizo estas declaraciones durante la presentación del estudio Factores de Competitividad y análisis financiero en la empresa familiar. El informe, realizado sobre una base de 118.000 empresas para el periodo 2013-2015, concluye que el 60% de las empresas familiares renuncian a repartir dividendo y optan a la inversión directa de los beneficios. Destaca también que en esos primeros años de recuperación de la crisis las ventas de las empresas familiares crecieron más del 10% y el empleo un 5,3%.

Asimismo, la productividad ha mejorado en ese periodo un 5%, dándose la circunstancia de cuanto mayor tamaño tengan las empresas, mayor es su rentabilidad. Así las sociedades con más de 100 empleados arrojaron una rentabilidad del 8,11% frente al 7,67% de las no familiares. Cuando son de menos de 100 empleados se invierte la relación y sobresale las de menos de 25 en las que la rentabilidad de las firmas familiares es del 5,18% frente al 6,85% de las no familiares.

Estos datos demuestran la necesidad de ganar tamaño, lo que ha llevado al IEF a reclamar a los dirigentes políticos que se quiten los corsés de tipo fiscal y laboral que tienen las empresas. También exigen pactos de Estado en diversas materias, principalmente en educación.