Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

La justicia europea permite a Messi registrar su nombre como marca deportiva

La empresa de textil Massi se opuso a que el jugador del Barcelona inscribiera su marca por similitudes gráficas y fonéticas

Messi celebra la victoria del Barcelona en la Copa del Rey, el pasado sábado.
Messi celebra la victoria del Barcelona en la Copa del Rey, el pasado sábado. AP

Messi gana a Massi, al menos, de momento. El jugador del Barcelona Lionel Messi es suficientemente conocido para que una marca deportiva con su nombre pueda confundirse con Massi, una firma española de ropa, calzado y cascos que lleva casi siete años tratando de impedir que el futbolista la inscriba en la Oficina de Propiedad Intelectual de la Unión Europea (EUIPO). El Tribunal General de la Unión Europea ha dado este jueves permiso al jugador argentino para registrar su marca amparándose en que su renombre "neutraliza las similitudes gráficas y fonéticas con la empresa Massi", según ha informado el propio tribunal a través de una nota de prensa. La sentencia, notificada este jueves, puede recurrirse en un plazo de dos meses.

El deportista intentó registrar su marca en agosto de 2011, pero la empresa española lo recurrió por riesgo de confusión. Tras casi siete años de reclamaciones, el deportista ha terminado llevando el asunto ante el Tribunal General de la UE, que le ha dado la razón. Aunque la victoria no sea todavía  definitiva.

A la izquierda, la marca del jugador argentino Messi, y a la derecha, la de la empresa de textil y bicicletas Massi.
A la izquierda, la marca del jugador argentino Messi, y a la derecha, la de la empresa de textil y bicicletas Massi.

"El Tribunal General considera que una parte significativa del público asociará el término Messi al apellido del célebre jugador de fútbol y, en consecuencia, percibirá el término Massi como un término conceptualmente diferente", detalla el tribunal europeo, que incide en que "este jugador de fútbol es una personalidad pública muy conocida, a la que a menudo puede verse en la televisión y de la que habitualmente se habla en la radio". 

La corte de Luxemburgo estima, por tanto, que "el grado de similitud entre las marcas no es lo suficientemente elevado como para poder considerar que el público pueda creer que los productos en cuestión proceden de la misma empresa o, en su caso, de empresas vinculadas económicamente".

En el fallo, el tribunal ha concluido que la Oficina de Propiedad Intelectual de la Unión Europea se equivocó al decir que podía haber un riesgo de confusión entre las marcas Messi y Massi y al impedir que el jugador registrara la marca.

Más información