Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La ayuda al alquiler para mayores de 35 años tiene letra pequeña

El hogar unipersonal que gane más de 11.182 euros no tendrá el cobro asegurado

Cartel de viviendas en alquiler en Madrid. En vídeo, declaraciones del ministro de Fomento, Íñigo de la Serna.

El nuevo Plan Estatal de Vivienda, aprobado el pasado viernes, contempla ayudas a la compra de vivienda y al alquiler. En ambos casos tiene letra pequeña: para la adquisición de casa, el inmueble deberá estar en una localidad de menos de 5.000 habitantes; y en la subvención al alquiler para mayores de 35 años, el umbral de la renta que no se podrá superar varía en función de las personas que compongan la unidad familiar para tener acceso prioritario. Así, el límite no será de 22.558,77 euros como dijo el ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros. En la práctica, para unidades familiares de una sola persona los ingresos deberán de estar por debajo de los 11.182,71 euros, como explica este martes 20 Minutos. Es decir, 1,5 veces el Indicador Público de Renta de Efectos Múltiples (IPREM). Algo que también afecta en las ayudas a los mayores de 65 años y solo deja fuera de esta restricción a los jóvenes.

La ayuda al alquiler para personas de entre 35 y 65 años está dirigida a los ciudadanos con dificultades económicas. En este caso, según lo publicado en el Boletín Oficial del Estado (BOE), el acceso será más duro de lo planteado inicialmente por las diferencias que existen en función del número de personas que compongan la unidad familiar. Así, para unidades familiares de una sola persona, los ingresos no podrán sobrepasar los 11.182,71 euros para tener acceso prioritario a la subvención; cuando la unidad familiar esté compuesta por una pareja, este límite se fija en los 15.039,18 euros; si son tres personas, 18.798,98 euros. Así hasta llegar a los casos de familia numerosa, en que el umbral pasará el límite de los 22.558,77 euros.

Sin embargo, aquí también hay letra pequeña en cuanto a la prioridad de acceso mencionada, ya que solo los solicitantes que estén en los intervalos más bajos tendrán asegurada la ayuda. Es decir, en los que no superen sus ingresos anuales los 11.182,71 euros y los 15.039,18. "Si las solicitudes presentadas en una convocatoria de ayudas que cumplan lo señalado son inferiores al número de ayudas que puedan ser aceptadas conforme al crédito presupuestario habilitado en la misma, podrán resultar beneficiarios aquellos solicitantes cuyas unidades de convivencia tengan ingresos que no superen tres veces el IPREM", se explica en el BOE.

Para este colectivo con dificultades económicas, como los define el Ministerio de Fomento, la subvención del alquiler será de hasta el 40% de la renta del alquiler. Además, la renta mensual debe ser como máximo de 600 euros por norma general o 900 en los casos justificados en los que los precios de mercado estén por encima. En tales circunstancias, en el tramo entre los 601 y los 900 euros la subvención será del 30%.

Antonio Aguilar, director general de Vivienda del Ministerio de Fomento, reiteró a este periódico que este criterio de ingresos anuales más bajos solo se tendrán en cuenta para la prioridad en el acceso a la ayuda. “Cuanto más dinero pongan las comunidades, podrá llegar a más personas la ayuda, incluidos el máximo de renta de la subvención”, asegura. Así, que la subvención pueda llegar a todos dependerá de la cuantía total destinada a estas ayudas.

Restricciones para jubilados

La letra pequeña en la ayuda al alquiler, que en la práctica reduce el mínimo de los ingresos anuales, también le afecta a la subvención para mayores de 65 años. En estos casos, los beneficiarios también deberán cumplir con el máximo de ingresos anuales en función del número de personas que compongan la unidad familiar. Es decir, un máximo de 11.182,71 euros cuando solo viva una persona y 15.039,18 cuando sea una pareja.

El Estado subvencionará a este colectivo hasta un 50% del alquiler y la prioridad en el acceso a la ayuda también será para los que menos ingresos tengan. De esta forma, los que más ganen, aunque estén por debajo de los 22.558,77 euros (tres veces el IPREM), no podrán beneficiarse de esta ayuda en la práctica.

Este colectivo además ha perdido una ayuda que sí contemplaba el plan anterior. Hasta ahora, los mayores de 65 años podían beneficiarse de una ayuda mensual de 200 euros para gastos de mantenimiento, comunidad y suministros de servicio, que el Ministerio ha retirado tras la última revisión del texto. En este caso, desde Fomento lo justifican al tratarse de una ayuda que se solapaba con otras políticas sociales.

Más información