Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Gobierno lanza su plan de ayudas para alquilar o comprar vivienda, ¿puedes pedir alguna?

Claves del nuevo plan Estatal de Vivienda 2018-2021 aprobado por el Gobierno

Cartel de una vivienda en alquiler en Madrid. Vídeo: Quality

El Gobierno ha aprobado este viernes en Consejo de Ministros el nuevo Plan Estatal de Vivienda para el periodo 2018-2021 con dos grandes vías de actuación: ayudas al alquiler y a la compra de vivienda. Cada una de ellas tiene características diferentes, aunque algunos requisitos como el del umbral de la renta se mantiene en todos los casos, salvo excepciones. Estos son los requisitos que hay que cumplir para poder acceder a las ayudas del Estado a la vivienda.

Límite de ingresos anuales

El límite de ingresos es el mismo para todos los tipos de ayuda, ya sean subenciones a la compra o al alquiler. Solo hay excepciones para los casos de familia numerosa y personas con discapacidad, como veremos más adelante. Para el resto, el máximo de ingresos anuales de los beneficiarios está fijado en 22.558,77 euros, es decir, tres veces el Indicador Público de Renta de Efectos Múltiples (IPREM), por "unidad familiar" o "unidad de convivencia". Los solicitantes tampoco podrán ser propietarios de otra vivienda.

Además, en los casos de mayores de 65 años, el solicitante no podrán tener un patrimonio de 100.000 euros o superior. Para los afectados por desahucios, además de cumplir el requisito de unos ingresos que no supere tres veces el IPREM, no podrá tener disponibilidad de otra vivienda.

Excepciones al máximo de ingresos

Hay algunos casos que contempla el nuevo Plan Estatal de Vivienda en los que se aumenta el límite de los ingresos anuales de los posibles beneficiarios. En concreto, se incorpora un criterio de progresividad que fija como máximo una renta anual de cuatro veces el IPREM (30.078,36 euros) en los casos de familia numerosa general o personas con discapacidad y hasta cinco veces (37.597,95 euros) en los casos de familia numerosa especial o con algún miembro con alguna discapacidad más grave, como parálisis cerebral, personas con enfermedad mental, discapacidad intelectual, física, sensorial o discapacidad del desarrollo o un grado de discapacidad reconocido de al menos el 33%.

Ayuda al alquiler a menores de 35 años

Los jóvenes entre 18 y 35 años pueden acceder a una ayuda de hasta el 50% del alquiler. Entre los requisitos para ser beneficiario está el límite de los ingresos anuales que hemos visto antes. Además, la mensualidad de la vivienda no podrá superar los 600 euros, aunque en casos justificados este límite será de 900 euros. Algo que, como ha afirmado el ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, no será difícil de probar en ciudades como Madrid, Barcelona o Ibiza, donde los precios de mercado se sitúan en gran parte por encima de la barrera de los 600 euros. Además, el beneficiario no podrá ser propietario de una vivienda en España y la alquilada deberá ser su residencia habitual durante el periodo de la ayuda (puede ser de hasta tres años).

Ayuda al alquiler a mayores de 65 años

El Gobierno también subvencionará hasta un 50% del alquiler a los mayores de 65 años que cumplan con los requisitos que recoge el programa. Se repite el máximo de unos ingresos anuales de 22.558,77 euros. Además, no podrán tener vivienda en propiedad o un patrimonio superior a los 100.000 euros. También se les incluye como límite a la mensualidad del alquiler los 600 euros por norma general, aunque ampliable a los 900 en los casos justificados (en ciudades donde el precio de mercado del alquiler supere este umbral).

Ayuda al alquiler entre 35 y 65 años

Esta ayuda está enfocada a los ciudadanos con dificultades económicas. En este caso, la unidad de convivencia del beneficiario deberá tener unos ingresos inferiores a tres veces el IPREM (22.558,77 euros), salvo en los casos de familia numerosa general o con algún miembro con discapacidad. En estos casos el Estado subvencionará hasta el 40% de la renta del alquiler (en el plan anterior el límite era de 200 euros al mes, en este puede ser de hasta 330 euros al mes). Aquí también se incluye que el alquiler debe ser como máximo de 600 euros por norma general o 900 en los casos justificados.

Subvención del tramo de 601 a 900 euros del alquiler

Las ayudas anteriores, en los casos en que se amplíe el máximo de la renta mensual a 900 euros en determinados municipios con un precio de mercado más caro, no se mantendrá la subvención del 50% o el 40%, según el caso. Ese porcentaje solo se aplicará a los primeros 600 euros. Para los 300 restantes la ayuda será de hasta el 30%. Así, el máximo de la cuantía de la ayuda al alquiler será de 390 euros (para menores de 35 y mayores de 65 años) y de 330 euros para los ciudadanos con dificultades económicas.

Ayuda a desahuciados de su vivienda habitual

El Plan Estatal de Vivienda contiene asimismo una ayuda para los afectados por desahucios. En estos casos, el Estado (80%) y las comunidades autónomas (20%) asumirán el pago del alquiler, que podrá ascender hasta los 400 euros mensuales, durante un plazo de tres años (hasta ahora era de dos). De esta forma, se suprime el mínimo, que estaba marcado en 150 euros. Asimismo, los colectivos vulnerables podrán optar a viviendas desocupadas y disponibles de la Sareb o entidades financieras para habitarlas en régimen de alquiler, con un precio máximo de 400 euros al mes (con las ayudas mencionadas).

Ayuda a la compra de vivienda para menores de 35 años

El Gobierno ha vuelto a incluir en el Plan Estatal de Vivienda una ayuda a la compra, aunque con menor impacto del esperado por un requisitos restrictivos. La ayuda será del 20% del precio de la adquisición del inmueble, con un máximo de 10.800 euros. Los beneficiarios tendrán que ser menores de 35 años, tener unos ingresos inferiores a 22.558,77 euros y que el precio de la vivienda no supere los 100.000 euros. Además, la casa deberá estar ubicada en un municipio de menos de 5.000 habitantes, con la intención de evitar la despoblación de las zonas rurales, según explican desde Fomento.

En España hay 6.353 municipios que cumplen los requisitos, según cuantifica el Ministerio. En estas localidades vive el 8,71% de los jóvenes (821.974 de 9,45 millones), según sus cálculos, la mayoría en Aragón, Castilla y León, Castilla-La Mancha, Extremadura, La Rioja y Navarra, aunque este último no participa en los planes estatales de vivienda.

Las comunidades, obligadas a pagar una parte

Otro de los cambios sustanciales en el nuevo plan de vivienda es la obligatoriedad de cofinanciación entre el Estado y las comunidades autónomas. Hasta ahora, era opcional y podían dar o no una parte complementaria. Con este nuevo programa, se obliga a la cofinanciación, se pretende que las comunidades se comprometan desde el principio. El objetivo es que de cada 100 euros en ayudas, el estado aporte 70 y las comunidades, 30. Pero para llegar a esos 100 euros, hay requisitos. De los primeros 70 euros, las comunidades deben aportar 10. Solo así se añaden los 30 restantes, de los cuales el Estado aporta otros 10 y las autonomías, 20. En total, un reparto 70-30. “Esto solo se aplicará en los ejercicios 2019, 2020 y 2021 porque para este año ya tienen presupuestos”, matizan fuentes de Fomento. En el periodo 2013-2017 no aportaron este complemento Baleares, Madrid, Extremadura y la ciudad autónoma de Ceuta. Además, con el nuevo plan las autonomías están obligadas a detallar la parte del importe que subvenciona el Estado.

Entrada en vigor

Para que entre en vigor, se han de firmar convenios de colaboración con cada administración autonómica para su ejecución. El próximo día 15 de marzo, se celebrará una conferencia sectorial con las comunidades para fijar el reparto de fondos. Luego, las comunidades firmará esos convenios con Fomento para poner en marcha el plan. El ministerio contempla un plazo máximo de dos meses tras la conferencia sectorial para que el plan entre en vigor. Además, las ayudas tendrán carácter retroactivo a 1 de enero de 2018.

Cómo solicitar las ayudas

La solicitud de estas subvenciones depende de cada comunidad autónoma, ya que cada una establece su propia normativa. Por tanto, cada Consejería de Vivienda de la autonomía será el organismo al que acudir para solicitarla.

Coste del plan

El ministerio ha cuantificado el plan en 1.443 millones de euros en total, un 62,46% más que el anterior plan (2013-2016), según las cifras del Gobierno. Serán 350 millones de euros en 2018, 357 millones en 2019, 364 millones en 2020 y 372 millones en 2021.

Más información