Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Bankia repartirá más de 2.500 millones de dividendo en tres años

La entidad prevé en su plan estratégico, presentado hoy, lograr un beneficio de más de 1.300 millones en 2020, un 62% más

El presidente de Bankia, José Ignacio Goirigolzarri, en la presentación del Plan Estratégico 2018-2020 de la entidad. L.S.

Han pasado cinco años completos desde el rescate de Bankia y la entidad pública considera cerrados sus planes de recapitalización, tras recibir los 22.424 millones del Estado, y la reestructuración, tras firmar un ERE con los sindicatos que podría afectar hasta 2.000 empleados, una vez absorbido el Banco Mare Nostrum (BMN). Superada esta fase, y ya sin las restricciones que le impuso Bruselas para entrar en algunos negocios, la cuarta entidad de España por volumen de activos comienza una nueva etapa de crecimiento con un plan estratégico 2018-2020, divulgado este martes. Bankia se ha comprometido a entregar más de 2.500 millones en dividendos y en devoluciones de capital entre sus accionistas, incluido el Estado, que tiene el 60% de las acciones. Esta cantidad en dividendos supone duplicar los 1.160 millones abonados en los últimos cuatro años.

El presidente de la entidad, José Ignacio Goirigolzarri, ha admitido que esta generación de dividendos supondrá "un importante avance en la devolución de las ayudas públicas, que es el objetivo por el que nos dejamos la piel los que trabajamos en Bankia". Además de Bankia, el Estado también ayudó a BMN con 1.825 millones. El mercado recogió bien los detalles del plan estratégico por la mañana, con una subida del valor en Bolsa, aunque acabó la sesión perdiendo un 0,32%. Para cuando termine el plan, Bankia ya debería estar privatizada, según la legislación actual. El presidente dijo que gestiona con la idea de que Bankia será 100% privado en diciembre de 2019, aunque el FROB, la autoridad de resolución ejecutiva, no descarta retrasar la venta de acciones a años posteriores si el precio de las acciones es bajo. 

El banco, además, prevé alcanzar un beneficio de más de 1.300 millones en el último ejercicio del plan, lo que supone un 62% más que en el año pasado (804 millones). Si se incluye el coste de los ajustes realizados en BMN, el beneficio subiría un 162% sobre lo ganado en 2017. El banco destinará entre el 45% y el 50% de lo que gane a dividendos. La entidad no quiso desglosar la evolución anual del resultado en cada uno de los tres próximos ejercicios.

Para lograr este objetivo, Bankia prevé elevar los ingresos, reducir los gastos y vender productos más rentables (como los créditos a empresas y consumo, así como a promotores) y sanear su balance. Así, confía en obtener 600 millones más de margen financiero gracias al incremento del volumen de negocio y a la subida de tipos (calculan que el euríbor estará en 0,73% en 2020). Además, prevén ingresar 200 millones más en comisiones en 2020 respecto a 2017. Entre los objetivos también está reducir 190 millones los gastos, gracias a las sinergias de la fusión con BMN y a la mejora de procesos. No obstante, Goirigolzarri comentó que invertirán 1.000 millones en tres años en tecnología para la digitalización de los procesos. Entre 2015 y 2017 han destinado 700 millones a este capítulo.

Otra palanca para lograr los objetivos será reducir la morosidad y las provisiones. Venderán carteras de activos morosos, y bajarán el ratio de dudosos, hasta reducir a la mitad la cifra de activos improductivos y morosidad: pasará del 12,2% en 2017 al 6% en 2020. Los activos problemáticos deberán pasar de los 17.200 millones actuales a 8.400 millones, es decir, vender casi 3.000 millones anuales. La tasa de morosidad debe quedar en el 4% frente al 8,9% actual. Esta caída de los créditos malos se traducirá en menores provisiones, lo que aliviarán la cuenta de resultados.

Menos presencia en mercado inmobiliario

Para cuidar la calidad del crédito y evitar realizar más provisiones, no entrarán con fuerza en el mercado inmobiliario. Aspiran a financiar el 65% del valor de tasación de la casa, escoger con cuidado a los clientes, con lo que reducirán la cuota de mercado actual, del 13,6% hasta el 10,8% en tres años. Goirigolzarri descartó que España se encuentre ante una nueva burbuja inmobiliaria, aunque admitió que "la subida de los precios va por barrios". En empresas esperan elevar la cartera un 7,9% y en crédito al consumo un 16,2%. 

También dijo que elevaría su ROE (rentabilidad sobre fondos propios) al 10,8%, una vez ajustado a un nivel de capital del 12%. Goirigolzarri admitió que la rentabilidad marcada es inferior a la de otros competidores, como el Sabadell, que también han presentado planes estratégicos estos días. Sin embargo, aclaró: "Son metas realistas. Nuestro compromiso es absoluto con estas cifras y hemos demostrado en el pasado, que todo lo prometido lo hemos cumplido. Lo importante no es lo que se dice, sino lo que se consigue". 

El reparto de 2.500 millones en dividendos es consecuencia de la intención de la entidad de elevar a entre el 45% y el 50% el porcentaje de beneficios que va a destinar al pago de dividendo ordinario en efectivo y de reintegrar el exceso de capital sobre el 12% CET1 fully loaded (capital principal de primer nivel) "si se obtiene de forma consistente", aclaró José Sevilla, consejero delegado, en la presentación del plan.

Goirigolzarri insistió ante los medios que el objetivo "es convertirnos, en estos tres años, en el mejor Banco de España, lo que significa, en primer lugar, ser el banco más rentable, eficiente y solvente entre los grandes del sector, y en segundo lugar contar con clientes más satisfechos, equipos más comprometidos y mayor reconocimiento social”.

Bankia, además, pretende captar durante estos tres años 400.000 nuevos clientes, un 5% más, para "incrementar nuestros ingresos y elevar las cuotas de mercado en productos rentables como los créditos al consumo, la financiación a empresas, los fondos de inversión o los medios de pago", según declaró Sevilla.

Sin injerencia política

Preguntado por los planes de crecimiento de los demás competidores, que han prometido elevar sus cuotas de mercado, Goirigolzarri apuntó que "es evidente que no todos podemos crecer porque el límite es el 100% del mercado. Nosotros estamos convencidos de lo que prometemos".

Sobre cómo le puede afectar el cambio de ministro de Economía, tras la marcha de Luis de Guindos a la vicepresidencia del BCE, el presidente de Bankia apuntó: "Tenemos el convencimiento de que vamos a mantener una relación con el Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB) y el Gobierno totalmente profesional y liberada de injerencias políticas", ha señalado.

Goirigolzarri descartó realizar compras o absorciones hasta 2020. "Estamos en estos momentos centrados en BMN, creemos que la fusión va a crear mucho valor para el accionista. En el horizonte de este plan estratégico no prevemos compras". También aclaró que no comprarán nada fuera de España. "Los que inviertan en Bankia deben saber que seremos una franquicia española" y concluyó afirmando que mantiene "su total compromiso personal con Bankia".

Más información