Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Competencia autoriza la fusión de Bankia con BMN sin condiciones

Los dos bancos podrán integrarse sin la venta de ningún negocio, aunque planean la salida de más de 2.500 empleados

Una oficina de Bankia, en una imagen de archivo. Ampliar foto
Una oficina de Bankia, en una imagen de archivo.

La Comisión Nacional de los Mercados y de la Competencia ha aprobado la fusión de Bankia con Banco Mare Nostrum (BMN), entidad dominada por la antigua Caja Murcia, sin ningún tipo de condición. Es decir, no tendrán ninguna limitación en su implantación en cuanto a la red de oficinas y los principales negocios bancarios. La operación necesita el visto bueno del Banco Central Europeo (BCE) y el trámite administrativo de la autorización de la Secretaría de Estado de Economía. Ambos documentos se esperan en breve y sin que planteen inconvenientes. La noticia llega después de que el martes pasado se anunciara la colocación de un 7% del capital de Bankia que estaba en manos del Estado a diferentes inversores institucionales extranjeros.

Competencia ha analizado que aunque el FROB es el dueño de ambos bancos (tiene el 60,63% de Bankia y el 67% de BMN), no ejerce como gestor de ellos. El informe entiende que de la unión resultará una entidad con una cuota inferior al 15% en todo el Estado, aunque admite que en algunas provincias tiene una cuota superior al 25%. Sin embargo, en esos casos, siempre hay un competidor con una cuota superior o varios bancos que ejercer una competencia importante.

En cuanto a los datos sobre la recuperación del dinero público inyectado, la venta de BMN a Bankia le cuesta de momento al Estado 1.100 millones, ya que lo valoró en banco comprado en 825 millones. Esto supuso que el paquete de acciones propiedad del Estado tienen un valor de 536 millones y se inyectaron 1.645 millones de euros. No obstante, sin esta fusión, las pérdidas públicas podían haber sido mayores porque BMN tenía una viabilidad complicada

BMN sí ha comunicado a la plantilla el comienzo de su reestructuración con el cierre de 24 oficinas en diciembre, a las que les seguirán más en los siguientes meses. Las clausuras se centrarán en Granada, Palma de Mallorca y Murcia, según informó Cinco Días. Estos cierres no conllevarán la salida de personal, ya que habrá trasladado a otras sucursales.

Provincias con alta cuota de mercado

Precisamente en donde tiene una cuota más elevada la nueva Bankia-BMN es en Baleares, con un 21%, en donde compite principalmente con CaixaBank; en Castellón, con un 18%, frente a Cajamar; en Granada, con un 25%, donde está muy implantada la Caja Rural de Granada, y en Madrid, donde tiene un 15% del crédito y un 20% de los depósitos, pero también están muy presentes CaixaBank, Santander y BBVA, según los datos de Competencia. Además, el nuevo banco cuenta con una cuota del 10% en banca corporativa, el 2,7% en banca de inversión, el 4% en seguros y el 7% en fondos de pensiones. 

La operación nace con una propuesta de 2.500 despidos

La fusión todavía no es una realidad legal, pero ya han comenzado los primeros contactos entre los representantes sindicales y los de recursos humanos. No se ha puesto sobre la mesa la cifra de reducción de plantilla, pero según fuentes de UGT, "su idea es adelgazar la plantilla en unos 2.500 empleados".

Con la integración, el nuevo banco tendrá 17.353 empleados, 13.449 de Bankia y 3,904 de BMN. Según los primeros acercamientos, los planes del banco son ofrecer la salida con prejubilaciones a los de más de 55 años. Para los que estén por debajo de esta edad, puede que se proponga la movilidad geográfica entre oficinas, según UGT. Los representantes sindicales quieren reclamar la homologación de condiciones laborales: los sueldos de Bankia son superiores a los de BMN.

Hasta ahora BMN (660 sucursales) ha anunciado el cierre de 24 oficinas en diciembre y hará lo mismo con 22 más para el 16 de enero.

Una fusión con pérdidas para el contribuyente

Los consejos de administración de Bankia y Banco Mare Nostrum (BMN) se reunieron el 27 de junio pasado y aprobaron la fusión por absorción de BMN por parte de Bankia. Bankia (nacionalizada) ha valorado a BMN (que también fue nacionalizada) en 825 millones de euros y los accionistas actuales de BMN recibirán una acción de Bankia por cada 7,82 títulos de BMN, según los términos del acuerdo de fusión de ambas entidades, con lo que los accionistas de Banco Mare Nostrum tendrán un 6,67% del grupo resultante.

Con esa valoración, el Estado recibe por su participación en BMN acciones de Bankia valoradas en 536 millones de euros. Significa que recupera provisionalmente menos de un tercio de los 1.645 millones de euros que inyectó en BMN en febrero de 2013. Esta entidad se formó por la fusión de Caja Murcia, Caixa Penedès, Sa Nostra y Caja Granada, y del que era consejero y presidente de la comisión de auditoria, el actual ministro de Economía, Luis de Guindos, antes de su entrada en el Gobierno.