Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Miles de pensionistas se concentran de nuevo en Bilbao contra la pérdida de poder adquisitivo

Los manifestantes han pedido al PNV que "se moje" en la exigencia de pensiones dignas

Concentración este lunes en Bilbao de la plataforma de asociaciones de jubilados, viudas y pensionistas de Bizkaia.

"Estamos muy muy enfadados". El presidente de la asociación de jubilados de Bilbao, José Antonio Perera Ventura, ha explicado de esa manera el por qué cada día acuden más personas a la convocatoria en protesta por la pérdida de poder adquisitivo de las pensiones. Miles de pensionistas han vuelto a responder a la llamada de la asociación este lunes frente al Ayuntamiento de Bilbao para reclamar unas pensiones dignas y criticar al Ejecutivo central por "subirlas un 0,25%, y hacernos creer que nos están haciendo un favor".

Las jubiladas y jubilados de Bizkaia han permanecido concentrados por espacio de unos cuarenta minutos frente al Ayuntamiento de Bilbao gritando consignas contra el Gobierno central y contra el PNV al que han solicitado "que se moje" y se implique más en presionar al central.

Pereda ha animado "a seguir en esa línea" de salir a la calle masivamente a reclamar derechos y ha recordado que cuando empezaron estas concentraciones a principios de enero no lograban superar los 500 participantes y cada nueva convocatoria la asistencia se multiplica. Eso se consigue con un llamamiento generalizado a todos los pensionistas "sin siglas", ha dicho.  Las protestas se producen días después de que más de 35.000 pensionistas recorrieran las calles de la capital vizcaína para rechazar la "mísera" subida que se ha aplicado a sus pensiones en los últimos años.

Según han explicado los portavoces del movimiento van a mantener la convocatoria semanal de los lunes ante cada ayuntamiento y estudiarán la posibilidad de sumarse a la marcha organizada en todo el Estado, así como otras acciones "hasta que cedan el naranjito y Mariano", en referencia al máximo responsable de Ciudadanos y al presidente del Gobierno. 

Lazo marrón

Los congregados han pedido a todos los alcaldes de las diferentes ciudades del Estado que coloquen "un lazo marrón" en las fachadas de sus ayuntamientos como muestra de solidaridad con sus reivindicaciones y han advertido que, aunque "por el camino se quede la mayoría", los pensionistas continuarán reclamando "unas pensiones dignas". Según ha censurado Ventura, con la subida del 0,25% podría tomarse "un refresco en verano". "Pero, que se lo guarden", ha añadido. Perera ha tenido palabras de recuerdo para quienes no han podido acudir a la protesta por estar ingresados en residencias o con dificultades de movilidad.

El portavoz de los pensionistas ha asegurado que su preocupación son "las generaciones que vienen detrás, los hijos, los nietos". "No me cabe en la cabeza que se vaya a acabar la Seguridad Social. Queremos dignidad. No voy a dejar de luchar porque tengo hijos, nietos, y la derecha que no venga con tonterías aquí, que se puede, que hay dinero para todos", ha resaltado.

Los concentrados ante el Ayuntamiento de Bilbao, que se extendían hasta la entrada del puente que conduce al edificio consistorial, han permanecido en varios momentos con los brazos en alto, mientras coreaban la frase "Manos arriba, esto es un atraco".

Además, han mostrado su satisfacción por la respuesta a la convocatoria del pasado viernes, que el Ayuntamiento cifró en 35.000 personas y que, según aseguran, "superó esa cifra".

Más información