Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Telefónica mantiene litigios fiscales en Brasil por casi 6.000 millones de euros

La operadora provisiona 1.700 millones por el “probable desenlace desfavorable” de algunas causas

Sede de Vivo, filial de Telefónica en Brasil, en Sao Paulo.
Sede de Vivo, filial de Telefónica en Brasil, en Sao Paulo.

Telefónica mantiene una serie de litigios tributarios en Brasil sobre los impuestos directos e indirectos que se están dirimiendo en distintos procedimientos administrativos y judiciales por un importe total de 23.712 millones de reales (5.977 millones de euros), según ha comunicado la compañía en su informe anual correspondiente al ejercicio 2017.

Los conflictos más relevantes se refieren a una serie de recursos relativos al ICMS (Impuesto sobre Circulación de Mercancías y Servicios), un impuesto similar al IVA, que grava los servicios de telecomunicaciones, por la disputa que mantiene la compañía con las autoridades tributarias brasileñas a propósito de las partidas que deben estar sujetas a liquidación de este impuesto.

En 2015, las autoridades fiscales se embarcaron en una nueva ronda de inspecciones exigiendo que se sometan a tributación de ICMS las penalizaciones cobradas a los clientes en caso de incumplimiento, la publicidad en Internet, servicios de valor añadido, y alquiler de módems, y, sobre todo, la aplicación de este impuesto sobre la cuota básica (assinatura básica).

Respecto a este último asunto (assinatura básica) hay una decisión judicial e un tribunal favorable al Fisco sobre un caso de compañía Oi, que podría afectar a otras compañías del sector de telecomunicaciones, aunque está pendiente de un recurso al Tribunal Supremo.

Telefónica señala que todos los procesos relacionados con estos asuntos están siendo impugnados en todas las instancias (administrativas y judiciales), siendo el importe acumulado estimado de contingencias posibles, incluyendo intereses, sanciones y otros conceptos, de aproximadamente 18.968 millones de reales brasileños (aproximadamente 4.781 millones de euros). No obstante, Telefónica Brasil indica que cuenta con informes externos que apoyan su posición, esto es, que los referidos servicios no se encuentran sujetos al ICMS.

Telefónica lleva años arrastrando estos procesos pdesde varios ejercicios y ha provisionado un importe sobre sus cuentas por “las causas cuyo desenlace desfavorable es considerado probable”. A 31 de diciembre de 2017, esa provisión ascendía a 1.693 millones de euros.

Créditos fiscales por Vivo

La filial de la multinacional española mantiene también otro proceso litigioso en relación al impuesto sobre sociedades (impuesto federal) por importe de 4.744 millones de reales brasileños (aproximadamente 1.196 millones de euros) a 31 de diciembre de 2017, entre las que destacan las relacionadas con la amortización fiscal en Brasil en los años 2011 y 2012 del fondo de comercio originado en la adquisición y fusión posterior de Vivo con Telefónica Brasil (inspecciones fiscales de 2016 y 2017).

Estos procesos se encuentran en fase administrativa y no se ha registrado ninguna provisión al respecto puesto que la calificación del riesgo de los mismos es no probable y Telefónica Brasil cuenta con informes externos que apoyan su posición, según aclara en su informe anual.