Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Cruce de acusaciones entre los europarlamentarios españoles por el revés a Guindos

El PP culpa a los eurodiputados del PSOE, los Verdes y Ciudadanos de “ir a por Guindos”

El eurodiputado socialista Jonás Fernández
El eurodiputado socialista Jonás Fernández EFE

El PP y fuentes del Gobierno han denunciado este jueves que el resto de grupos políticos españoles en la Eurocámara se organizaron para provocar el revés de la comisión de economía de la Eurocámara a Luis de Guindos. La noche del jueves, Guindos se sometió a un examen a puerta cerrada junto al otro candidato a la vicepresidencia del BCE, Philip Lane, tras el que la comisión concluyó, en un comunicado, que Lane era mejor candidato. El portavoz de los populares en el Congreso, Rafael Hernando, ha criticado de "vergüenza europea" que los eurodiputados del PSOE, Podemos y Ciudadanos apoyaran al candidato irlandés y no al español —pese a que ni Podemos ni Ciudadanos estaban representados en el examen del Europarlamento—. Pero la intrahistoria de la noche de ayer es más suculenta.

En una suerte de partido amistoso —la opinión de los eurodiputados no es vinculante—, Lane ganó por goleada: 5-1 (solo el PP apoyó a ambos; socialistas, liberales, verdes e izquierda unitaria cargaron contra Guindos). En parte, porque el discurso del irlandés sonó más convincente. En parte, porque los eurodiputados españoles llevaban decidido de antemano atacar a Guindos por su flanco débil: el de la politización del Eurobanco y su pasado en la banca de inversión. Y en parte porque el propio PP "no preparó esa audiencia como es debido", según fuentes parlamentarias.

Moncloa afiló ayer los cuchillos: "El Parlamento votó a favor del irlandés porque los partidos españoles forzaron a sus grupos a votar contra el ministro. Jonás Fernández (PSOE) forzó a los socialistas a votar a favor de Irlanda. Y lo mismo hizo Ernest Urtasun (diplomático de carrera) con los verdes y la extrema izquierda. Más humillante es el papel de Ciudadanos; su representante, una eurodiputada flamenca, llamó a Ramon Tremosa (el protector de Puigdemont) para preguntar qué votaba, y no al partido de Albert Rivera". Esos ataques, sin embargo, contienen alguna inexactitud. En el grupo socialista, fue la francesa Pervenche Berès quien llevó la voz cantante, pese a que efectivamente los socialistas ya aclararon que no apoyarían a Guindos.

Pese a los ataques del PP, Urtasun reiteró que Guindos no es el adecuado: "Su pésima gestión en materia financiera, los posibles conflictos de interés que emanan de su pasado como banquero de inversión y su negativa a dimitir como ministro son lastres evidentes", dijo el representante de ICV. Critica que el Gobierno "no consensuara con los demás partidos" la candidatura. "¿Es el mejor candidato Guindos conociendo su currículum?", se preguntaba ayer el eurodiputado y exministro socialista José Blanco.

El PP, "poco preparado"

Varios de los diputados presentes en ese examen se sorprendieron de que los representantes del PP (Gabriel Mato y Burkhard Balz) no hicieran nada por evitar el doble revés a Guindos: Lane fue "más convincente" y varios grupos expresaron "reservas" sobre la candidatura española, dijo el comunicado. "Los socialistas italianos y franceses se movieron antes de la audiencia para pactar posiciones con otros grupos, mientras que el PP no se acercó ni a los liberales ni a los conservadores británicos". "El discurso de Guindos tampoco ayudó", explicaron, con distintos matices, hasta cuatro fuentes de diversos partidos.

El Ministerio de Economía relativizaba anoche ese varapalo. Sin embargo, los ataques del PP fueron muy duros. "Era algo pactado y hablado de antemano, iban a por Luis de Guindos", explicó Mato, que defiende el comunicado final. "Más convincente no significa mejor. Y Guindos sigue siendo máximo favorito: ha salvado el escollo tanto por su actuación como por la estrategia del PP", dice.