Fomento frena la expansión de firmas como Uber y Cabify

Las licencias VTC no se podrán vender en dos años y llevarán un registro único nacional para facilitar el control

Un coche de Uber.
Un coche de Uber. Aaron Josefczyk (REUTERS)

El Ministerio de Fomento ha dado luz verde a la nueva normativa que frenará las empresas de vehículos de alquiler con conductor (VTC) como Uber y Cabify. El real decreto aprobado este viernes por el Consejo de Ministros establece que las licencias VTC no podrán venderse en los dos años siguientes a su adquisición y las empresas que las usan deberán inscribir en un registro único todos los servicios que se contraten antes de su realización.

Con estas medidas, el Gobierno intenta satisfacer las demandas del sector del taxi que acusa a Uber y Cabify de competencia desleal. Sin embargo, cuenta con la oposición de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) que considera esta normativa desproporcionada e injustificada, y que perjudicará a la competencia. Actualmente operan 10.000 vehículos VTC y 70.000 taxistas.

Fomento justifica la norma para “mejorar la regulación” en el sector de las VTC y “asegurar así su convivencia ordenada” con el del taxi, impidiendo “las prácticas especulativas” de aquellos que hubieran solicitado licencias de VTC con objeto únicamente de lucrarse con su inmediata reventa, sin intención de operarlas. Una práctica común también en el mundo del taxi, ya que la concesión de licencias lleva bloqueada 20 años.

El registro único estatal pretende evitar la captación de viajeros por las vías públicas, aeropuertos o estaciones, que tienen prohibidos los coches con licencia VTC Permitirá además controlar de manera eficaz el criterio de habitualidad por parte de los servicios de inspección y control, ya que la normativa vigente permite a las empresas de VTC realizar un máximo del 20% de sus servicios fuera del territorio de la comunidad autónoma que haya otorgado al correspondiente autorización.

Diferente acogida

La patronal Unauto VTC ha criticado el decreto al entender que “protege al monopolio del taxi en contra del interés general”, y es la primera vez que un sector impone la norma a su competidor. En el lado contrario, la Federación Española del Taxi (Fedetaxi) opina que “supone un paso más en la dirección correcta”, porque “contribuye a evitar el desmantelamiento” del sector.

Actualmente operan 64.500 taxistas y 6.500 vehículos VTC, pero pronto se unirán otros 10.000, por la vía judicial, debido a un vacío legal en la anterior normativa, de forma que circulará un VTC por cada cuatro taxis cuando el límite legal es de 1 por cada 30.

Fomento ya ha señalado que no puede hacer nada contra la concesión de esas licencias. Pero el Real Decreto contempla que los vehículos a adscribir a las nuevas autorizaciones VTC obtenidas por sentencia judicial cumplan los requisitos vigentes en este momento, con independencia de los que estuvieran vigentes en el momento en que se realizó la solicitud original de la autorización.

Sobre la firma

Ramón Muñoz

Es periodista de la sección de Economía, especializado en Telecomunicaciones y Transporte. Ha desarrollado su carrera en varios medios como Europa Press, El Mundo y ahora EL PAÍS. Es también autor del libro 'España, destino Tercer Mundo'.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS