Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Por qué al cambiar de ordenador puedes perder todos tus bitcoins

Claves de la fiebre de las criptomonedas, ante las que se recomienda máxima cautela por su elevada volatilidad

José Luis Cáceres, el martes en su laboratorio de proyectos con blockchain y bitcoin en Madrid.
José Luis Cáceres, el martes en su laboratorio de proyectos con blockchain y bitcoin en Madrid.

Félix Brezo ya se ha hecho a la idea de que jamás va a recuperar los 6.630 dólares que perdió no sabe muy bien dónde. En realidad, él jamás tuvo ese dinero en su bolsillo. Lo que este informático sí poseía hace cinco años era 39 céntimos de bitcoins, algo que entonces no valía más de dos dólares, pero que en los últimos meses se ha disparado. Brezo decidió entonces proteger la clave con la que acceder a su mínima porción de criptomoneda. Pero tras tantos años ha olvidado la contraseña que eligió. Y, en el mundo de las divisas digitales, sin contraseña no hay dinero. Más grave es el caso de James Howells, un galés que en 2013 perdió el disco duro donde tenía grabada la clave para acceder a sus 7.500 bitcoins. Son, al cambio actual, 127 millones de dólares tirados por el sumidero. Howells ha ofrecido una recompensa a quien le ayude a encontrar el viejo ordenador que acabó por error en un vertedero. Por ahora sin éxito.

Son dos ejemplos de los riesgos inherentes a la fiebre del bitcoin, que ha crecido en la segunda mitad del año tan rápido como se disparaba la cotización de una moneda que en febrero valía 1.000 dólares, en agosto 4.000, en octubre 6.000 y ahora supera los 17.000. Al tiempo que crece la pasión por este nuevo oro de la era digital, aumentan las dudas sobre su uso y las alarmas en torno a su seguridad. Aquí siguen algunas respuestas para quien desee iniciarse en el mundo de las criptomonedas... y no correr demasiados riesgos.

¿Cómo compro un bitcoin? Antes de nada hay que hacerse con monedero digital. Para ello, basta unos segundos para descargarse una aplicación. Entre los más conocidos están Mycelium o blockchain.info. Descargarse estas apps equivale a la puerta de entrada en el bitcoin. También se puede comprar divisas digitales directamente abriendo una cuenta en casas de cambio como Coinbase.

Tengo cinco bitcoins. ¿Dónde obtengo los 85.000 dólares (unos 72.000 euros) que me corresponden? En España, uno puedo dirigirse a los más de 10.000 cajeros que usan la tecnología Halcash, que permite enviar dinero en efectivo al teléfono móvil. Una vez en el cajero, se retira la cantidad a través de un código recibido vía SMS. Es la técnica que usa Bit2Me, la mayor plataforma de intercambio de bitcoins en España. Sus fundadores han creado también la herramienta Tikebit, a través de la cual se puede gestionar la compra de bitcoins en más de 11.000 tiendas.

El bitcoin se ha disparado. ¿Debería invertir yo también? Todos los expertos coinciden en pedir máxima cautela. El bitcoin es una divisa digital extremadamente volátil y tanto puede subir desaforadamente como caer en picado. Es cierto que hasta ahora solo ha ido al alza, pero nadie garantiza que esto vaya a continuar así. Un buen consejo sería invertir en bitcoins tan solo el dinero que uno esté dispuesto a perder. Entre otros muchos expertos, lo acaba de recomendar también Blackrock, la mayor gestora de fondos del mundo. "Quien invierta en bitcoins debe estar preparado para perder todo", dijo el estratega global de la empresa. Noticias como el incremento de inversores ávidos de beneficios que están hipotecándose para comprar criptodivisas hacen pensar en una burbuja que solo puede acabar mal. "Lo que vivimos me recuerda al periodo previo a la burbuja de las puntocom. Es muy posible que termine por estallar. Pero el blockchain, la tecnología que sustenta el bitcoin, continuará más tarde, al igual que Internet continuó tras el estallido de la burbuja puntocom", asegura José Luis Cáceres, consejero delegado del laboratorio de ideas de transformación digital NWC10.

¿Qué riesgos tiene? El inversor que se plantee comprar bitcoins debe saber que entra en un mercado extremadamente volátil sobre el que muy pocos inversores pueden influir. Bloomberg calcula que tan solo 1.000 personas controlan un 40% del mercado. Se trata de las llamadas ballenas, los inversores con gran cantidad de bitcoins. Bulgaria se ha convertido en una de estas ballenas. Este país, el más pobre de la UE, atesora 210.000 bitcoins. Si vendiera estas monedas al cambio actual, ingresaría automáticamente más de 3.500 millones de euros, el equivalente al 13% de su deuda pública. Un paso que tendría importantes efectos en el mercado. "Uno de estos grandes inversores puede hundir los precios. Un riesgo del bitcoin es que está completamente desregulado", asegura Brezo, analista de seguridad de ElevenPaths, empresa de Telefónica. La SEC, el regulador bursátil de EE UU, acaba de alertar a los pequeños inversores de que el nivel de protección en este mercado es mucho más bajo que en los tradicionales, lo que genera "grandes oportunidades para el fraude y la manipulación".

¿Va a seguir subiendo o explotará pronto? Todo el mundo desearía conocer la respuesta. Frente a los que alertan de un próximo estallido de la burbuja, sus defensores creen que la moneda virtual tiene aún mucho margen de subida. "El bitcoin ya ha tenido momentos de bajada, pero creo que su evolución solo puede ir a más. La moneda tiene cada vez más usos y muchos Gobiernos están haciendo inversiones fuertes en bitcoins. A todo esto le queda aún mucho crecimiento", asegura Leif Ferreira, fundador de la casa de intercambio Bit2Me.

A por el récord de 7,5 millones de euros en compras al mes

A principios de año, Bit2Me, la mayor casa de cambios de bitcoin de España, movía unos 100.000 euros al mes. De seguir la tendencia actual, en diciembre la cifra rondará los 7,5 millones. Este dato da una idea del furor por el nuevo oro digital que invade a los inversores. "Casi nadie está vendiendo. El 95% de nuestros clientes quieren comprar, en gran parte por la vertiente especulativa. Confían en que el precio aún no ha tocado techo", asegura Leif Ferreira, el fundador hace tres años de esta plataforma de compraventa con un capital inicial de 300 euros y que ahora tiene más de 40.000 clientes.

La fiebre del bitcoin y del blockchain —la tecnología sobre la que se asienta la moneda digital— genera un interés creciente no solo entre inversores con ansia de un rápido beneficio, sino también entre los emprendedores. Prueba de ello es NWC10, un laboratorio de ideas de transformación digital especializado en blockchain que vio nacer hace dos años Bit2Me . "Los que nos dedicamos a esto no nos fijamos tanto en la cotización de la moneda, que nos parece menos relevante, sino sobre las posibilidades de transformación que tiene tras de sí todo el proyecto bitcoin", asegura José Luis Cáceres, consejero delegado de NWC10, desde las oficinas de este acelerador de proyectos en pleno centro de Madrid.