Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Ros: “Queremos ofrecer coches eléctricos en 2020 al precio de los diésel”

"Aumentaremos la autonomía para pasar de los 300 kilómetros actuales [e-Golf] a los 600"

"En 2025 esperamos vender un millón de coches eléctricos en el mundo, entre el 20% y el 25% de nuestras ventas globales”, asegura Laura Ros (Barcelona, 1971), directora de Volkswagen (VW) en España desde enero de 2015. Licenciada en ESADE, casada y con dos hijos, empezó su carrera en Nissan Europa en 1994 y pasó al grupo Volkswagen en 1997, donde fue responsable de planificación y postventa y directora de marketing de Skoda.

Laura Ros.
Laura Ros.

El dieselgate de 2015 ha traído cambios profundos al Grupo VW, desencadenando un proceso de reinvención con nuevos objetivos. El primero es la aceleración de la electrificación de su gama con la creación de la división I.D. El otro es el paso de fabricante a proveedor de servicios de movilidad. Pilotar en España la mayor transformación que afronta la marca alemana desde su nacimiento, será una de las tareas de Laura Ros en los próximos años.

Pregunta. La reconversión llega tras una época convulsa en Volkswagen. ¿Qué ha cambiado?

Respuesta. Nos ha hecho acelerar los cambios y apostar de forma más decidida por la sostenibilidad y la movilidad del futuro. Hemos hecho inversiones y acortado plazos. Y por supuesto, agradecemos a los clientes que hayan seguido confiando en nuestra marca, sus productos y servicios.

P. El primer paso es la electrificación, pero las ventas son todavía testimoniales. ¿Qué falta para que se popularicen?

R. Lo primero es extender la red de puntos de carga. También aumentar la autonomía, incentivar su uso desde las instituciones y preparar la red eléctrica para el aumento del consumo.

P. ¿Cómo prevén que se desarrolle el mercado?.

R. En VW trabajamos en varios escenarios, pero la previsión es que en 2025 entre un 20% y un 25% de nuestras ventas sean eléctricos, un millón al año. También aumentaremos la autonomía para pasar de los 300 kilómetros actuales [e-Golf] a los 600 de los modelos que llegarán en 2020. El usuario podrá afrontar con tranquilidad los viajes de largo recorrido.

P. ¿Cómo se ampliarán las infraestructuras de carga?

R. Una buena red de carga es clave. El Grupo VW se ha asociado con otras marcas para desplegar una red europea que permita abordar trayectos largos. Cubrirá las autopistas y será ultrarrápida, para recargar en menos de media hora. También facilitaremos que nuestros clientes tengan cargadores en el hogar o el trabajo.

P. ¿El coche eléctrico disparará el consumo de electricidad?

R. ANFAC [Asociación Española de Fabricantes de Automóviles y Camiones] estima para 2020 un 10% de ventas de eléctricos. Según nuestros cálculos un millón de eléctricos en España solo aumentarían un 1% la producción eléctrica, así que será una transición asumible. Después, hasta el 100% del parque, pasarán años.

P. ¿Qué papel pueden desempeñar las instituciones?

R. Necesitamos planes con fondos y continuidad que den salida a la demanda latente de movilidad sostenible. El Plan Movea se agotó este año en poco más de 24 horas. El nuevo Movalt tiene 35 millones de euros, pero solo 20, cinco más que el Movea, serán para ayudas a la compra. Y en el ámbito europeo se habla de un IVA reducido para los eléctricos. Trabajamos en nuestra plataforma (chasis) MEB de coches eléctricos para poder ofrecerlos en 2020 al precio de los diésel. Pero ahora necesitamos ayudas para crear el mercado.

P. El siguiente paso es el coche autónomo. ¿La seguridad será el factor diferencial?

R. La movilidad autónoma no es solo reinterpretar el coche, optimizar el tráfico y dar acceso a personas con movilidad reducida. Es cumplir el sueño ‘cero emisiones, cero accidentes’, y avanzamos por fases para asegurar que la tecnología está lista. La conducción autónoma es mucho más prudente que la humana. Según las estadísticas, el 90% de los accidentes son por error humano. Es muchísimo y habrá una mejora sustancial.

P. ¿Qué prioridades adoptará el coche autónomo en accidentes que planteen dudas éticas?

R. Serán casos muy remotos, porque los vehículos estarán conectados entre sí y con las infraestructuras, lo que asegurará una capacidad de anticipación desconocida hasta ahora. Dispondrán de un volumen de información muy superior y sobre todo con un radio muchísimo más amplio que el ser humano actual, que tiene un campo de visión limitadísimo.

P. ¿Cómo afectará a las ciudades la hiperconectividad, el coche autónomo y la nueva movilidad?

R. El coche compartido convivirá con el uso en propiedad y supondrá un 10% de los desplazamientos en las grandes ciudades, Y el coche autónomo permite que ese servicio sea mucho más intensivo, lo que cambiará las ciudades, aparcamientos, etc. Se crearán zonas intermodales donde el coche privado convivirá con el compartido y el transporte público. Y el reparto de mercancías ‘última milla’ vivirá una transformación. Pero cada ciudad tendrá que diseñar su propio esquema de movilidad.

P. ¿Cómo va a cambiar VW para afrontar esta revolución?

R. Hemos cambiado nuestra visión de compañía para pasar de fabricante líder a proveedor mundial de movilidad sostenible en 2025. Trabajamos en un formato más de servicios que de producto y buscamos perfiles tecnológicos y formamos equipos multidisciplinares para hacer la transición. Hemos incorporado ya 1.000 especialistas en software que vienen de la industria del videojuego y las TIC.

La nueva VW

Ros: “Queremos ofrecer coches eléctricos en 2020 al precio de los diésel”

I.D. Son las siglas de la nueva división de VW 100% eléctricos: “Trabajamos en nuevos conceptos que empezaremos a lanzar en 2020. Compartirán la nueva plataforma MEB para vehículos eléctricos desarrollada por el grupo y preparada ya para integrar la conducción totalmente autónoma en 2025”.

Tres eléctricos. La gama I.D. contará de entrada con tres modelos. En 2020 llegará el Neue, un compacto tipo Golf. En 2021, el Crozz, un SUV del tamaño del Tiguan actual. Y en 2022 el e-Buzz, una furgoneta inspirada en la mítica VW T1. Tendrán como mínimo de 400 a 600 kilómetros de autonomía.