Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Santander cambia el consejo y provisiona 600 millones por Estados Unidos

El vicepresidente Matías Rodríguez Inciarte abandona el consejo del banco tras 33 años en la entidad

Matías Rodríguez Inciarte.
Matías Rodríguez Inciarte.

El consejo de administración de Banco Santander, reunido este martes en Brasil, ha decidido anotar un deterioro de 600 millones en el valor de la marca de su filial de consumo de Estados Unidos, Santander Consumer USA Holdings (SCUSA). El banco admite que "se debe a una reducción en los beneficios futuros de la empresa con respecto a años anteriores".

En la misma reunión, se acordó que Matías Rodríguez Inciarte (Oviedo, 1948), dejara el consejo del banco, tras 33 años en la entidad. Quedará como presidente de Santander Universidades, reemplazando a Rodrigo Echenique, y será vicepresidente de Universia. Isabel Tocino, que llevaba 10 años en el consejo del Santander, también sale de este órgano y será vicepresidenta de Santander España y presidenta de Banco Pastor. Entra en el consejo Ramiro Mato, exresponsable de BNP Paribas.

El Santander ha llevado a cabo una revisión de sus fondos de comercio, que reflejan la diferencia entre lo que se paga por una empresa y su valor de mercado. "Del resultando de dicho análisis se ha procedido a contabilizar un deterioro por un importe, neto de impuestos, de aproximadamente 600 millones de euros, de los que 500 millones corresponden a la revisión del valor de la participación del Grupo en Santander Consumer USA Holdings (SCUSA)". Con esta decisión el banco adelanta que espera menos beneficios de los anunciados en esta filial, dedicada principalmente a la financiación para la compra de coches. 

Menores beneficios

"La contabilización del deterioro tendrá reflejo en los resultados consolidados del Banco correspondientes al cuarto trimestre de 2017 y no tiene impacto en el capital de nivel 1 (CET1) del Grupo puesto que los fondos de comercio están excluidos del cómputo como CET1", afirma la entidad. A cierre del tercer trimestre, el CET1 fully loaded, los de mayor calidad, del Santander era del 10,80%.

Asimismo, "el Santander ha actualizado la información pública con respecto a dos operaciones previamente comunicadas y que tendrán impacto en el cuarto trimestre de 2017", continúa el comunicado. Así, el pasado 21 de noviembre se cerró la venta del 100% del capital social en Allfunds Bank, una entidad de fondos de inversión, y el 16 de noviembre de 2016 recompró a Warburg Pincus y General Atlantic el 50% de Santander Asset Management que el banco había vendido hace años. Esta adquisición se prevé cerrar antes de fin de año.

La venta de Allfunds y la recompra del 50% de la gestora en el cuarto trimestre de 2017 "consumirá nueve puntos básicos de capital (CET1)", pese a que se anota una plusvalía neta de 300 millones de euros con la venta de su participación en Allfunds Bank.

Pese a todos estas provisiones y el consumo de capital, el banco presidido por Ana Botín "se reafirma en su objetivo de incrementar el dividendo por acción en 2017 y 2018; y aumentar el beneficio por acción en 2017 y 2018, este último a doble dígito", según la nota.

Ramiro Mato

Matías Rodríguez Inciarte ha estado ligado al Santander la mayor parte de su vida profesional. En febrero de 1984 comienza su etapa en el Santander, entidad de la que es consejero desde 1988 y vicepresidente desde 1994. Es, además, miembro de la Comisión Ejecutiva del Grupo y consejero de otras sociedades. Era uno de los hombres de máxima confianza del anterior presidente, Emilio Botín. También Tocino fue un fichaje del anterior presidente, aunque con una trayectoria menos relevante en la entidad.

El consejo de administración acordó designar consejero independiente a Ramiro Mato. Además, formará parte de la comisión ejecutiva del consejo, así como de las de auditoría y de supervisión de riesgos, regulación y cumplimiento. Su nombramiento será sometido a ratificación en la próxima junta de accionistas de Banco Santander.

Tras estos cambios, el consejo de administración de Banco Santander está integrado por 14 miembros, de los que la mayoría, ocho, son independientes. El consejo de Santander cuenta con diversidad de género (más de un tercio son mujeres), de nacionalidades (española, británica, estadounidense y mexicana) y con amplia representación sectorial (financiero, distribución, tecnología, infraestructuras o la universidad).