Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La fuga de empresas ya suma 917 cambios de domicilio social

El sector inmobiliario alerta de que hay inversiones paralizadas por la incertidumbre

FOTO: Unos visitantes al salón inmobiliario pasan por el puesto de Servihabitat. / VÍDEO: Declaraciones del presidente de la CEOE, Juan Rosell, sobre Cataluña, este jueves.

El goteo de empresas que trasladan la sede social fuera de Cataluña no cesa. Los datos del Colegio de Registradores de España muestran que, desde el pasado 1 de octubre, ya son 917 las compañías que han decidido marcharse ante la incertidumbre política y jurídica por el proceso independentista. Por otro lado, solo 49 empresas han llevado su sede social a Cataluña.

Ayer, cuatro importantes empresas se sumaron a la lista de entidades que se han ido de Cataluña. Lo anunciaron la inmobiliaria Servihabitat, la farmacéutica Laboratorios Ordesa, la biotecnológica Pangaea Oncology y la aerolínea Volotea. El consejo de administración de la gestora de activos financieros e inmobiliarios decidió trasladar su domicilio a Madrid; la farmacéutica optó por volver al territorio donde tiene sus orígenes, en Huesca, y la biotecnológica irá a Zaragoza, mientras que Volotea se traslada a Asturias. En todos los casos, las empresas han adoptado esa decisión para proteger los intereses de “clientes, empleados, proveedores y accionistas”.

La incertidumbre política también fue la principal preocupación en el Meeting Point Barcelona, el salón de referencia del sector inmobiliario. Aunque todavía es pronto, el sector inmobiliario ya lamenta que la inversión extranjera se está paralizando.

“España es un destino clarísimo de inversión extranjera, y este conflicto va a ser malo para todos, sería idiota negar que las ventas se ralentizan”, afirmó Ismael Clemente, consejero delegado de Merlin Properties. Los empresarios advirtieron de que una menor inversión también afectará a la logística, un sector que está en plena expansión en Cataluña.

Cristina García-Peri, directora general de Hispania, aseguró que todavía hay tiempo para “demostrar que este país es serio y que se puede invertir”. “Lo que está pasando es muy lamentable, se basa en lo emocional y se olvida la perspectiva global”, sentenció Pere Viñolas, consejero delegado de Colonial, una de las empresas que ha cambiado recientemente su domicilio para evitar la incertidumbre jurídica.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >