Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

De la Serna, sobre la crisis en Cataluña: “El sector inmobiliario está asustado”

La presencia de inversores extranjeros en el Barcelona Meeting Point ha caído un 20%

El ministro de Fomento, en la inauguración del Barcelona Meeting Point.
El ministro de Fomento, en la inauguración del Barcelona Meeting Point. EFE

El salón de referencia del sector inmobiliario, el Barcelona Meeting Point, ha arrancado este miércoles en medio de la incertidumbre política y el temor por los efectos económicos que puede tener el conflicto institucional en Cataluña por el proceso independentista. En la inauguración del salón, el ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, ha asegurado que estos efectos ya se están notando en las inversiones inmobiliarias. "El sector está asustado", ha afirmado. El ministro ha desvelado que, aunque el mercado está en expansión, en Cataluña se están paralizando operaciones de compraventa.

El titular de Fomento ha asegurado que el sector "clama" por una vuelta a la Constitución para no ahuyentar las inversiones en un momento de clara expansión del mercado inmobiliario. De la Serna ha pedido estabilidad para recuperar "la confianza y el crecimiento económico" y  ha afirmado que todavía hay tiempo para "reconducir" el conflicto si el Gobierno catalán vuelve a la legalidad.

Sobre las consecuencias concretas de la paralización de inversiones ha sido más explícito Jordi Cornet, presidente del Meeting Point y del Consorcio de la Zona Franca. "Los empresarios están muy preocupados por lo que pueda pasar", ha asegurado, y ha añadido que los inversores internacionales han optado por suspender de momento sus operaciones ante la incertidumbre jurídica en Cataluña.

Menos inversores

Además, Cornet ha detallado que en la edición de este año, el Meeting Point cuenta con un 20% menos de inversores extranjeros en las ponencias. "Son gente que pagaba hasta 900 euros por venir a escucharnos y que ya no lo hacen", ha insistido Cornet. Los expositores y conferenciantes coinciden en estar a la espera de lo que pueda pasar en el plano político en los próximos días, aunque reconocen que todavía es pronto para concretar el efecto. "El parón de inversiones se nota especialmente en la demanda extranjera, pero Barcelona sigue siendo un polo de atracción de negocios", ha argumentado Guifré Homedes, director comercial de la inmobiliaria Amat.

El Meeting Point Barcelona, que ha comenzado este miércoles y que se alargará hasta el domingo, cuenta con un espacio donde hay 265 expositores, mientas que el año pasado acudieron 206. Los empresarios del sector señalan que las perspectivas para este año son buenas, ya que las compraventas de vivienda han aumentado un 15% y se espera que lleguen a las 500.000 al finalizar este ejercicio. El stock de viviendas, por su parte, llegará a las 325.000 unidades.