Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La patronal del automóvil y el Gremio de Barcelona difieren por el impacto de la crisis catalana

Los vendedores de coches de la ciudad aseguran que caen las ventas y los fabricantes, que suben las matriculaciones

Exterior de un concesionario de coches en el centro de Barcelona.
Exterior de un concesionario de coches en el centro de Barcelona.

La patronal española de los fabricantes de automóviles, ANFAC, ha hecho público este miércoles un comunicado en el que asegura que las matriculaciones de turismos han aumentado un 4,2% en los primeros quince días de este mes en Barcelona respecto al mismo periodo del año pasado.

La cifra positiva contrasta con la preocupación expresada ayer por el Gremio del Motor de Barcelona, cuyo presidente, Miquel Donnay, aseguró que en la provincia las ventas han caído entre un 30% y un 40% coincidiendo con la crisis política desatada tras el referéndum independentista del 1 de octubre.

Donnay se ha reafirmado en sus cálculos y ha reiterado que las ventas han caído. Y ha explicado que si las matriculaciones han subido, como dice ANFAC, es por la cartera de coches vendidos con anterioridad que los concesionarios se han entregado y matriculado en estos convulsos 15 días. “Las ventas han caído”, ha insistido el presidente del Gremio de Barcelona, que mantiene que en las tiendas “entra menos gente y hay menos alegría en el momento de decidir la compra”.

El representante de los vendedores de coches, que preside además el Consejo de Gremios de Barcelona, reveló ayer la caída de ventas durante un encuentro con los agentes económicos organizado por la alcaldesa Ada Colau para intercambiar impresiones y evaluar el impacto de la crisis política sobre la economía de la ciudad.

Más información