Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Banqueros en el banquillo: ya son 80 los directivos de cajas de ahorros condenados

Además de los 65 de las ‘black’ de Caja Madrid, hay 15 exejecutivos de CAM, Novagalicia, CCM y Caixa Penedès

NGC
De izquierda a derecha: Gregorio Gorriarán, Julio Fernández Gayoso, José Luis Pego y Óscar Rodríguez Estrada. EFE

Cuando se va a cumplir diez años de la quiebra de Lehman Brothers, los tribunales ya han emitido diferentes sentencias en firme contra las cúpulas de algunas cajas quebradas. En total, 80 directivos están condenados a penas que oscilan entre los tres meses y los seis años. Además, otros 95 exejecutivos de cajas han sido declarados investigados (antes imputados) por diferentes motivos. En total, 175 exdirectivos que se las han visto con la justicia.

Las entidades con condenados son: Caja Madrid (65), Novacaixagalicia (5), CCM (2), CAM (4) y Caixa Penedés (4).

Los imputados están en el Caso Bankia (33 implicados por la salida a Bolsa), el Banco de Valencia (12 directivos sobre los que pesan ocho querellas por estafa), Bancaja (José Luis Olivas por estafa), Caixa Catalunya (41 exdirectivos y exconsejeros procesados por un aumento injustificado de las remuneraciones) y Banca Cívica (ocho exdirectivos y ex altos cargos por los presuntos delitos de estafa en el proceso de fusión de Caja Navarra, Caja Burgos, Caja Canarias y Caja Sol, Sistema Institucional de Protección que dio lugar a Banca Cívica, y en su posterior salida a Bolsa.

Los delitos que más se repiten son los de estafa, falseamiento de cuentas, apropiación indebida o administración desleal por subidas injustificadas de sueldos, de fondos de pensiones, indemnizaciones multimillonarias sin justificación o la utilización de una tarjeta de empresa, las black de Caja Madrid, para gastos personales.

Las entidades con ayudas

La mayor parte de los gastos han llegado por acusaciones de la Fiscalía Anticorrupción, que ha recibido documentos del Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB), el fondo público de rescate para entidades en problemas. De hecho, no hay ningún directivo del resto de las antiguas cajas de ahorros que no recibieron ayudas públicas de los contribuyentes.

En muchos casos, el delito se cometía al forzar que la entidad financiera realizara una compra, habitualmente de terrenos de los que eran dueños los propios directivos afectados, por un precio muy superior al que habían pagado los ejecutivos. Automáticamente, la operación provocaba beneficios a los directivos y, tras el pinchazo de la burbuja, pérdidas cuantiosas a la caja.

El caso más llamativo es el de las tarjetas black, que llevó a la Audiencia Nacional ha condenado a penas de entre tres meses y seis años de cárcel a 65 acusados. Las mayores condenas fueron para los expresidentes del banco: seis años para Miguel Blesa (fallecido) y cuatro años y medio para Rodrigo Rato, exvicepresidente del Gobierno con el PP) por un delito continuado de apropiación indebida.