Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Unai Sordo, nuevo secretario general de CC OO

La elección del nuevo líder del sindicato, empañada por la inclusión en la ejecutiva de Francisco Carbonero, sindicalista andaluz imputado en una nueva pieza de los ERE

Unai Sordo sucede a Ignacio Fernández Toxo al frente de CC OO. El hasta ahora líder del sindicato en el País Vasco será elegido sin oposición, ya que es la única candidatura presentada a la Secretaría General. La sorpresa ha quedado para la ejecutiva confederal, en la que se ha incluido a Francisco Carbonero. El hasta hace unas semanas líder del sindicato en Andalucía fue imputado el jueves en una nueva pieza separada del caso ERE por la juez.

El nuevo secretario general de CCOO, Unai Sordo
El nuevo secretario general de CCOO, Unai Sordo EFE

Unai Sordo ha sido elegido nuevo secretario general del sindicato sin oposición. Tampoco la hay en la lista para la ejecutiva confederal, compuesta por ocho mujeres y siete hombres, por lo que la dirección del sindicato para los próximos cuatro años será totalmente paritaria. En ella, son mayoría las nuevas incorporaciones (Elena Blasco, el propio Carbonero, José Luis Gil, Francisca Gómez, Carlos Gutiérrez, Paula Guisande, Mercedes González, Mariano Sanz, Dolores Santillana) frente a quienes han estado con Toxo (María Cardeñosa, Carlos Bravo, Cristina Faciaben, Fernando Lezcano, Pedro Linares y Empar Pablo).

Todo hacía pensar que el congreso iba a discurrir sin sobresaltos. Pero el jueves la juez María Núñez Bolaños abrió una nueva pieza separada en el caso de los ERE, la de la Faja Pirítica de Huelva, e imputó a Francisco Carbonero, junto con el exlíder de UGT en Andalucía, Manuel Pastrana, y antiguos altos cargos del Gobierno de José María Aznar.

Esto trastocaba los planes de Sordo, pero la delegación andaluza, de las más numerosas del congreso, amenazó con hacer saltar la unidad prevista si Carbonero no entraba en la nueva ejecutiva. El exlíder andaluz se negó, incluso, a aceptar una entrar posterior en la dirección si finalmente su imputación queda en nada, apuntan fuentes próximas a la negociación. Finalmente, pudo el deseo de cohesión y Sordo y los otros dirigentes cedieron a regañadientes la presencia de Carbonero en la ejecutiva, empañando así la renovación en el sindicato.

La situación fue tensa e, incluso, estuvo presente en el último discurso de Fernández Toxo como dirigente sindical. “Estáis hablando todos del tema por los pasillos, hablémoslo aquí”, reclamó. “La actuación de esas personas [en referencia a Carbonero y otros miembros del sindicato] a donde alcanza a conocer la organización fue impecable y se demostrará en sede judicial”, defendió el ya ex secretario general del sindicato.

Una vez se desatascó la situación, lo que provocó un retraso en los plazos previstos de presentación de listas, se continuó con los trabajos de los documentos que marcarán la estrategia del sindicato en los próximos años y pasó a hablarse en los pasillos sobre el reparto de competencias en la nueva dirección. Oficialmente, ese reparto no se conocerá hasta la semana que viene: en la primera reunión de la ejecutiva confederal. Anoche, en realidad, solo se votaba a los integrantes de los nuevos órganos de dirección.

Sin embargo, fuentes cercanas al nuevo secretario general admitían que Mercedes González será probablemente la nueva responsable de Acción Sindical, cargo que en un sindicato puede considerarse a la par del secretario de Organización. Será la primera vez que una mujer ocupa esa responsabilidad en CC OO. González, procedente de la Federación de Industria y trabajadora de ArcelorMittal, se enfrentó al secretario general de Madrid, Jaime Cedrún. La sindicalista perdió por 21 votos, pero ahora ha sido compensada, algo que provocó un malestar importante en la dirección madrileña.