Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los estibadores se saltan a la patronal y llegan a acuerdos individuales con las empresas

APM, del grupo Maersk, pacta con los trabajadores el compromiso de subrogar a la plantilla actual

El puerto de Algeciras durante una de las jornadas de huelga de estibadores.
El puerto de Algeciras durante una de las jornadas de huelga de estibadores.

Los sindicatos de los estibadores portuarios han cambiado su estrategia. Tras meses de negociaciones infructuosas, los trabajadores modifican su modo de presionar a la patronal del sector Anesco. Y lo hace con acuerdos individuales con los grandes grupos empresariales que operan en España. Una nueva estrategia que se ha fraguado en los últimos días y que es el nuevo camino a seguir de los trabajadores, sobre todo después de una contraoferta insuficiente (garantiza el empleo, pero solo después de un ajuste de las plantillas) realizada por Anesco este martes. "No recoge la garantía de la totalidad del empleo e imposibilita cualquier acercamiento de posturas", dicen los sindicatos en un comunicado.

Este lunes, durante la jornada de paro parcial, se hizo evidente el pacto con cuatro empresas del Puerto de Barcelona (Best, Setram, Coma y Ribas y Sammer), como informó Puertos del Estado. Este martes, a estos acuerdos individuales se han sumado APM Terminals, del grupo Maersk, y TTI Algeciras. La lista se puede ampliar en las próximas horas. "Aunque la huelga continúa, no se ejercerá sobre las compañías que se comprometan a garantizar la totalidad de los puestos de trabajo y tengan una disposición de negociación real", aseguran los sindicatos en un comunicado.

En la contraoferta de la patronal a los sindicatos se aceptaba la inclusión de la garantía del empleo de los estibadores. Eso sí, previamente se tenía que ajustar el excedente de la plantilla actual de estibadores en función de las necesidades de cada puerto. Un reajuste de los empleados que se hará después del plan de prejubilaciones facilitado por el Gobierno. Es decir, la subrogación propuesta por las empresas solo se aplicaría a los estibadores que formen parte de la plantilla necesaria, según la patronal. "Vincula la garantía de la totalidad del empleo a la negociación por puertos", argumentan los sindicatos. En concreto, la propuesta de la patronal dice: "Las partes deben acordar otras medidas de carácter extintivo en aquellos puertos que una vez descontado los efectivos que presumiblemente se acogerán al plan de prejubilaciones continúen existiendo excedentes".

La garantía del empleo quedaría condicionada así a una reorganización de las operativas de trabajo —para mejorar la competitividad—, al ajuste de la plantilla y a una bajada del 10% del salario. Estas propuestas, en caso de tener el sí de los trabajadores, entrarían en el nuevo convenio colectivo que negocian sindicatos y patronal tras la reforma del sector aprobada por el Gobierno en mayo.

Esto ha acelerado el proceso de acuerdos entre empresas y trabajadores. De hecho, al mismo tiempo que Anesco envió su propuesta, fuentes de la compañía APM Terminals confirmaban a EL PAÍS el pacto alcanzado para el cese de los paros en las terminales de APM (Algeciras, Barcelona, Valencia, Castellón y Gijón) hasta el 30 de septiembre. Un acuerdo al que también ha llegado TTI Algeciras, la otra terminal del puerto gaditano. "Las empresas locales se comprometen a cerrar con nosotros el V acuerdo marco sectorial estatal, donde estará las subrogaciones y los Centros Portuarios de Empleo (CPE), entre otros asuntos. A cambio, le garantizamos estabilidad durante el periodo de negociación", han comunicado los sindicatos a los estibadores algecireños.

De esta forma, la jornada de paros de este miércoles será intermitente y solo se dejará notar en aquellas empresas en las que no se ha alcanzado un pacto de este tipo. "Los grandes grupos empresariales se han desmarcado de la posición oficial de Anesco. Han ofrecido a los trabajadores una propuesta que permite recuperar la paz social y garantiza la totalidad del empleo con una negociación desde Anesco o desde otra asociación", afirman los sindicatos de la estiba (Coordinadora de Trabajadores del Mar, UGT, CC OO, CIG y CGT) en su nota.

Este nuevo capítulo del conflicto de la estiba llega tras el rechazo de las empresas a la propuesta sindical de la semana pasada por "motivos legales". A diferencia de las peticiones de los estibadores, en el texto enviado por la patronal no se recoge la permanencia de las empresas en los Centros Portuarios de Empleo (CPE), ni la obligación de contratar solo a los estibadores de estos centros, ni el control en la formación y la contratación de personal. Es decir, mantienen su postura de no acceder a que los CPE sean el nuevo organismo que controle el acceso y la plantilla efectiva de estibadores que trabajarían en España.

Un acuerdo que evite más huelgas

Ya van más de dos semanas con huelgas en los puertos de España, lo que ha provocado más de 150 millones de euros en pérdidas y el desvío de tráfico fuera de España, según Fomento. Además, los sindicatos tienen programados más paros hasta la primera semana de julio.

El ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, ha pedido de nuevo este martes que sindicatos y patronal hagan un esfuerzo y alcancen un acuerdo que evite más jornadas de huelga. Además, ha defendido que la negociación no debería ir más allá del mantenimiento del empleo. De la Serna ha repetido que hay tráficos que se están desviando de los puertos españoles "para no regresar jamás", lo que supone una pérdida de empleos vinculados a la carga y descarga de estos movimientos.

Más información