Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los estibadores mantienen la huelga de 48 horas, pero seguirán negociando

La patronal votará este viernes en asamblea general si acepta la nueva propuesta de los estibadores, en la que se recoge la garantía del 100% del empleo

Estibadores en huelga hoy en Barcelona.

Habrá huelga. Este miércoles, a partir de las ocho de la mañana, comienza el paro de 48 horas ininterrumpido convocado por los sindicatos de estibadores en todos los Puertos del Estado. Trabajadores y empresas se han reunido este martes con un acercamiento moderado. Los sindicatos han presentado una nueva propuesta que la patronal Anesco se ha comprometido a estudiar y votar en su asamblea general este viernes. La nueva propuesta consiste en mantener el 100% del empleo y una rebaja inmediata de un 5% del salario de los trabajadores y el otro 5% restante (tienen pactado una reducción del 10%) al término del periodo de negociación, entre otros términos. Sin embargo, esto no ha sido suficiente para frenar la huelga, la de más intensidad desde que comenzó el conflicto a inicios de febrero.

“Hemos hecho una nueva propuesta con la garantía del empleo como eje principal”, ha asegurado el representante sindical Antolín Goya a la salida de la vuelta a la negociación tras más de dos semanas sin diálogo. Los representantes de las empresas del sector han afirmado durante la negociación que no se pueden comprometer con el texto. “Dicen que no hay principio de acuerdo hasta que no voten”, ha dicho Goya, algo que han confirmado fuentes de la patronal. Además, Anesco ha pedido en un comunicado la retirada de las convocatorias de paros durante la negociación: "Apelamos a la responsabilidad de las organizaciones sindicales para que garanticen la estabilidad en el sector".

En esta situación, el conflicto se mantiene y la tensión latente amenaza con intensificarse. Hasta ahora, los tres días con paros han sido durante 24 horas y solo en las horas impares. Algo que no ha alterado el funcionamiento habitual de los puertos españoles, aunque según Fomento ha supuesto más de 36 millones de euros en pérdidas. En cambio, con el paro programado a partir de este miércoles a las ocho de la mañana la situación puede ser muy diferente. En esta ocasión serán 48 horas en la que solo se cumplirán los servicios mínimos. “Esto no es nada, la huelga de verdad llegará el miércoles”, aseguraban la semana pasada un grupo de estibadores del Puerto de Algeciras.

La nueva propuesta de acuerdo de los sindicatos (Coordinadora, UGT, CC.OO, CIG y CGT) de los estibadores pide, por enésima vez, una garantía del 100% de los estibadores actuales. Además, ofrecen bajar ya un 5% del salario de los trabajadores mientras que se concreta la negociación. En el principio de acuerdo inicial, con el que ambas partes están de acuerdo, recoge una rebaja del 10%. Es decir, anticiparían la mitad de la reducción de salarial y la otra mitad se realizaría al acabar el pacto final entre las partes.

Estado del Puerto de Algeciras por la huelga de estibadores
Estado del Puerto de Algeciras por la huelga de estibadores

Control del acceso

En la nueva propuesta de los estibadores se contempla una disposición sobre los procesos de selección de estibadores. En concreto, propone que la selección y contratación de personal portuario se realice por parte de las Sociedades Anónimas de Gestión de Estibadores Portuarios (Sagep) o Centros Portuarios de Empleo (CPE). "El proceso de selección se realizará por medio de las Sagep o CPE de cada puerto que organizarán y realizarán las pruebas selectivas de ingreso", dice la propuesta.

Otro de los puntos conflictivos de la negociación, que está unido al control del acceso, es la permanencia de las empresas en dichos Centros Portuarios de Empleo. De esta forma, estos operarían como una especie de Sagep actual (las sociedades de las que tenían que participar las empresas y a las que tenían que pertenecer los estibadores). Es decir, los trabajadores actuales mantendrían el control sobre los trabajadores y los que pueden ejercer la estiba. Por ello, las empresas tienen dudas sobre esta situación y por el momento no aceptan esta condición.

Los sindicatos, asimismo, plantean darse un periodo de calma en los puertos, sin conflictividad, hasta el 30 de septiembre para acabar de negociar y cerrar el nuevo convenio colectivo.

Más información