Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Pequeños accionistas acusan a Saracho y Del Valle de hundir al Popular en Bolsa

La AEMEC pide que la CNMV investigue si se manipuló la acción con informaciones

El presidente del Banco Popular, Emilio Saracho.
El presidente del Banco Popular, Emilio Saracho. EFE

La Asociación Española de Accionistas Minoritarios de Empresas Cotizadas (AEMEC) han presentado un escrito ante la Comisión del Mercado de Valores (CNMV) para que investigue si el accionista mexicano del Popular, Antonio del Valle, que controla un 4,25% del capital, ha vulnerado la ley del mercado de valores cometiendo abuso de mercado. También sostienen que el presidente, Emilio Saracho, realizó declaraciones en la junta de accionistas que condujeron a un desplome de la cotización y “han arruinado a multitud de ahorradores”.

Esta Asociación parte del hecho de que el Popular ha recibido “un inusitado ataque especulativo de posiciones cortas que han castigado el valor en perjuicio de los accionistas minoritarios”. Las posiciones cortas se producen cuando algunos inversores compran acciones a crédito con la intención de venderlas posteriormente más baratas. Es una forma legal de actuar en el mercado.

La AEMEC cita a varios heads funds con estas posiciones que, según han comunicado, representan el 12% del Popular. “Si bien”, dice la Asociación, “el acumulado de posiciones cortas excede notablemente de las declaradas”.

Además, la AEMEC considera que el anuncio de Saracho en la junta de accionistas del pasado 10 de abril, fue decisivo para la caída de la cotización. “Anunció la necesidad de una nueva ampliación de capital”, “sin detallar el importe, el plazo y la finalidad”, lo que “acentuó la estrepitosa caída de la acción”, dice el escrito. “Todo ello no hace, sino pensar que la única intención con esta operación es continuar abaratando la acción”.

La AEMEC recuerda que entre marzo de 2016 y abril de 2017, el Popular ha perdido el 47,3% de su valor, mientras el Ibex 35 ha ganado un 17%.

A continuación, explica que fue decisiva la dimisión del consejero mexicano Antonio del Valle, en septiembre de 2016, poco antes de que se iniciara “el proceso sucesorio del anterior presidente”, Ángel Ron, “en el marco del polémico proceso de relevo gestionado por la consejera Reyes Calderón, con constantes filtraciones a ciertos medios de comunicación vinculados a los abogados contratados unilateralmente para asesorar el cambio de presidente”.

La AEMEC sugiere que la caída de Ron fue “instigada” por Del Valle en su interés y vulnerando la normativa del mercado. Acusa a este accionista y a su grupo de “divulgar, filtrar, y comunicar a través de distintos medios de comunicación, información privilegiada y confidencial del Popular, provocando también un menoscabo en el valor de la acción”.

La Asociación, cuyo asesor jurídico es Cremades & Calvo-Sotelo, afirma que este “ataque despiadado y sin precedentes perpetrado mediante operaciones especulativas, es algo muy grave que merece una seria investigación por parte de la CNMV”. Además de los “ilícitos mercantiles o penales susceptibles de ser examinados”, la AEMEC dice que se vulneró “la obligación de notificar las participaciones significativas” y que hubo “abuso y manipulación de mercado con información privilegiada”.

Más información