Primer ministro portugués: “El señor Dijsselbloem debe desaparecer”

António Costa califica las declaraciones del presidente del Eurogrupo de racistas, sexistas y xenófobas

António Costa, primer ministro de Portugal.
António Costa, primer ministro de Portugal.FELIPE TRUEBA (EFE)

El primer ministro portugués, António Costa, no se ha mordido la lengua para criticar las declaraciones del presidente del Eurogrupo, el holandés Jeroen Dijsselbloem. Para Costa son "racistas, sexistas y xenófobas".

Más información
Guindos insiste en que Dijsselbloem debería arrepentirse por insultar a los países del Sur
Dijsselbloem: “No puedo gastarme el dinero en alcohol y mujeres y después pedir ayuda”
Guindos: “En principio, no soy candidato a la jefatura del Eurogrupo”

El día anterior, el periódico Frankfurter Allgemeine Zeitung publicó una entrevista con el presidente del Eurogrupo, en la que decía: "Como socialdemócrata, considero la solidaridad de la mayor importancia, sin embargo, quien la exige también tiene obligaciones. Yo no puedo gastarme todo el dinero en aguardiente y mujeres y después pedir ayuda".

Las palabras del holandés, que se negó a rectificar y que alardeó de saber exactamente lo que había dicho, tuvo una inmediata reacción del ministro portugués de Asuntos Extranjeros, aunque de una forma más comedida que las de Costa. Se limitó a pedir una rectificación. También de la Presidencia del país salió una reacción de indignación, aunque después el presidente Marcelo Rebelo de Sousa la desmintió.

En un discurso en Estoril durante el congreso de Football Talks, Costa señaló que las declaraciones del holandés van contra los valores de la unidad europea. "El señor nos ofendió", añadió. "Europa no se hace con Dijsselbloem. El señor Dijsselbloem debe desaparecer”.

Costa insistió en que el proyecto común europeo solo será creíble cuando Dijsselbloem deje el Eurogrupo o se disculpe claramente. "El populismo no está entre aquellos que asumen lo que son, sino entre aquellos que son lobos disfrazados con la piel del cordero, entre aquellos que son sexistas, racistas y xenófobos".

"Portugal no tiene que recibir ninguna lección del señor Dijsselbloem”, afirmó Costa para recordar que su país ha cumplido con todos los compromisos con la Unión Europea.

EL PAÍS de la mañana

Despiértate con el análisis del día por Berna González Harbour
RECÍBELO

Regístrate gratis para seguir leyendo

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS