Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Mapfre se apunta una depreciación del 88% de la divisa en Venezuela

La aseguradora pasa en dos años de ingresar más de 1.000 millones en el país a solo 45

Antonio Huertas, presidente de Mapfre.
Antonio Huertas, presidente de Mapfre. EFE

Mapfre se ha convertido en la primera gran empresa española que empieza a aplicar en sus cuentas un tipo de cambio similar al paralelo o de mercado para sus negocios en Venezuela. El grupo asegurador español explica en sus cuentas anuales que ha aplicado un tipo de cambio de 3.787,2 bolívares por euro, lo que implica reconocer una depreciación del 88% en solo un año.

El tipo de cambio aplicado está muy lejos de los 10,5 bolívares por euro que el Gobierno de Nicolás Maduro mantiene de forma artificial como tipo de cambio oficial. También es muy inferior a los otros dos tipos de cambio del cuarto trimestre de 2016 que publica el Banco Central de Venezuela (14,2 y 705 bolívares por euro). En cambio, está en línea con el tipo de cambio extraoficial de mercado que publica dolartoday.com. Mapfre lo ha calculado con ajustes por la elevadísima inflación del país.

“Puesto que no se dispone de un índice oficial fiable, tanto al cierre del ejercicio 2015 como 2016, se ha considerado necesario la estimación de un tipo de cambio que recoja la inflación real de país y que contribuya a reflejar de forma adecuada la integración de los estados financieros de las filiales venezolanas”, explica la multinacional aseguradora española en la memoria de sus cuentas anuales.

Al reconocer la fuerte depreciación del bolívar, Venezuela pasa a representar solo el 0,2% de los ingresos de Mapfre. Son únicamente 45,5 millones, un 42% menos que en 2015. En 2014, los ingresos en el país suramericano superaban los 1.000 millones.

Diferencias con Hacienda

En su informe anual, Mapfre repasa diferentes contenciosos que mantiene con las autoridades fiscales. Como resultado de la inspección abierta en febrero de 2012, Hacienda levantó un acta de 5,54 millones en relación con la deducción por gastos de investigación y desarrollo, que Mapfre ha recurrido. También se han incoado actas que Mapfre rechaza de 0,49 millones por retenciones por rendimientos del trabajo y de 5,38 millones por rendimientos de capital mobiliario, correspondientes a los ejercicios 2008 y 2009. Hacienda también ha levantado actas por los mismos conceptos por los ejercicios 2010 a 2013 cuya cuantía Mapfre no desvela.

En diciembre pasado, Mapfre ganó en la Audiencia Nacional un recurso por el que se anularon actas por importe de 2,7 millones de euros por el Impuesto de Sociedades de 1999, 2000 y 2001.

Más información