Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Cañete espera que las próximas conexiones electricas con Francia estén listas en 2025

El comisario defiende el desarrollo urgente de las baterías para almacenar energía

Arias Cañete, durante su comparecencia en el Congreso.
Arias Cañete, durante su comparecencia en el Congreso. EFE

El comisario de Energía y Acción por el Clima, Miguel Arias Cañete, espera que las conexiones energéticas con Francia estén listas en 2025 y la nueva del Medgaz, en 2022. Asimismo, ha subrayado la necesidad de que la UE lidere el desarrollo de las baterías que permitan el almacenamiento de energía.

De esa forma, podrán mejorarse los problemas de tener una energía más cara. A su juicio, la carestía de las últimas semanas se debe a que " no tenemos un mercado integrado de 28 países, somos 28 mercados no conectados", manifestó el comisario, que ha tenido una jornada maratoniana con comparecencia ante la Comisión Mixta del Senado y el Congreso para dar cuentas del nuevo paquete de medidas energéticas proyectadas por la Comisión Juncker y, por la tarde, en el IESE, en una jornada sobre el sector energético en el que resumió el mensaje ante profesionales, ante los que también ha destacado el problema de la pobreza energética.

El comisario también ha asegurado que en 2020 se logrará superar el objetivo del 20% en renovables (en concreto, 20,9%). En 2015, se alcanzó el 15,6% frente a un objetivo del 13,8%. En ese plano, ha adelantado que en 2018 comenzará a planificar la agenda para 2050 de la descabornización.

Cañete ha destacado que los precios de la electricidad en Europa se producen, en gran medida, por la fuerte dependencia del precio del gas. Por ello, explicó que la Comisión Europea quiere impulsar el uso del gas natural licuado (GNL) para introducir competencia al gas que se recibe a través de gasoducto.

El precio de la energía, en efecto, es 1,5 veces más caro en Europa que en Estados Unidos y, en el caso del gas, es más del doble, 2,5 veces más caro. "El problema de los precios tiene muchas causas. En primer lugar, una fortísima dependencia del gas", ha dicho Cañete, que ha justificado por esta razón el impulso al gas natural licuado por parte del Gobierno. "Cuando el 30% de la importación depende de un solo proveedor, como Rusia, y cuando existen dificultades de abastecimiento con la red europea, pues hay más problemas de gas", ha añadido.

Para Cañete, la situación "ideal" pasaría por tener "un mercado eléctrico y energético integrado, único, con precios competitivos" y a la vez evitando que se produzcan deslocalizaciones de empresas por costes excesivos frente a otros competidores. En ese sentido, Cañete reclama que las empresas que lleven a cabo innovaciones tengan asignados "el número de derechos de emisión suficientes para no verse obligados a deslocalizar sus empresas".

Durante su comparecencia ante diputados y senadores, Arias Cañete ha tenido que encajar críticas y acusaciones de la oposición por haber actuado en favor del "oligopolio" energético, particularmente por parte de la diputada Rosa Martínez Rodríguez, de Unidos Podemos, y Toni Cantó, de Ciudadanos.

"No se trata ni de oligopolios ni de presiones. La Comisión es absolutamente independiente. Decide como un colegio y en función del interés europeo", ha replicado Cañete, que cree que la reestructuración del mercado energético que supondrán las nuevas medidas impulsadas es "la mejor propuesta para los consumidores europeos", dijo.

Más información