Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Mercadona retoca su estrategia y da entrada a nuevos proveedores

El grupo recurre a empresas especialistas en determinados productos para fomentar la competencia interna

Centro logístico de Mercadona en Ciempozuelos, Madrid.

La venta mayoritaria de productos de origen nacional y una política de aprovisionamiento para sus marcas propias —Hacendado en alimentación, Compy en animales de compañía, Deliplus en artículos de cuidado corporal y Bosque Verde en productos de limpieza— han constituido los ejes de la estrategia del grupo Mercadona desde que nació. La demanda de los consumidores llevó a la cadena de supermercados a apostar fuerte y a introducir en sus lineales cientos de productos de sus marcas blancas. Hoy, con la mirada puesta en aumentar la oferta de calidad con más referencias de fabricante pero con la misma filosofía de mantener los precios bajos, el grupo tiene en marcha un vuelco en su histórica estrategia de aprovisionamiento. Pasa por animar la competencia entre sus proveedores exclusivos (los interproveedores) e introducir también "proveedores especialistas".

La apuesta por sus marcas ha tenido éxito en Mercadona: acapara en la actualidad una cuota de mercado del 23,4%, según los últimos datos de la consultora Kantar World Panel, siendo además, entre agosto y octubre, el grupo que más creció, con un incremento del 0,7%. En 2015, sobre una facturación de 20.800 millones de euros, las compras a 125 interproveedores para las marcas propias supusieron el grueso de su actividad, con un volumen de 11.000 millones de euros, poco más del 50%. Los interproveedores son empresas que producen en exclusiva, o casi, para Mercadona. Sin embargo, como complemento a los mismos la cadena ha puesto en marcha una nueva estrategia de aprovisionamiento basada en dos nuevas figuras: proveedores especialistas para la elaboración de productos, también bajo la marca propia del grupo, como hacen los actuales interproveedores; y proveedores especialistas que operan con sus marcas originales, pero que solo la pueden hacer ese producto concreto para la firma valenciana. En total, la estrategia abarca a 150 nuevos fabricantes.  Mercadona defiende, como hizo con un reciente informe, la capacidad de innovación y la inversión en este campo de sus interproveedores tradicionales.

El grupo justifica oficialmente esta nueva estrategia en la necesidad de reducir costes de los productos, evitando gastos de transporte de larga distancia, y a la vez, lograr la máxima calidad al mejor precio, eligiendo a los fabricantes más eficientes en cada producto, no en una categoría entera de ellos. Fuentes del sector agroalimentario y agrario se estima, por el contrario, que este cambio en la estrategia responde también a provocar una mayor competencia y con ello la posibilidad de ajustar más los precios en las negociaciones.

El grupo de distribución explica las ventajas del caso, ya de hace varios años, del interproveedor Francisco Aragón, que fabricaba betún para el calzado y que acabó haciendo también los cordones y las plantillas. El cambio supuso que el mismo empresario, como interproveedor, siguiera fabricando el betún, pero que las plantillas las haga hoy un proveedor especialista de Elda como el grupo Zahonero. “Queremos que quien venda un producto al grupo sea el mejor, pero no podemos exigir que un interproveedor sea el mejor en toda una categoría de productos y exigir para ello grandes inversiones”, señalan en la empresa.

Aceite, leche o galletas

En esa línea, Mercadona comercializa en la actualidad, bajo la marca Hacendado, aceite de su interproveedor histórico, la portuguesa Sovena, ubicada en Sevilla. Pero además, ahora vende con la misma marca aceites de los grupos Acesur-Coosur, Maeva, de las cooperativas andaluzas Oleoestepa y Dcoop y de la catalana Borges. Ahora el mercado ya no está solo en manos de una empresa. Según la cadena, lo hace por una cuestión de cercanía a los puntos de consumo.

En el caso de la leche, se mantiene como interproveedor Covap, directamente o con Iparlat a través de Lactiber. Pero este año ha entrado, además, otro interproveedor, la sociedad Lactia, creada entre Covap y Lleters de Catalunya.

El grupo Siro es el gran interproveedor de Mercadona en galletas y pan blanco. Lo seguirá siendo pero eso no ha sido obstáculo para que en algunos productos —donde no se considera como el más eficiente y donde no se quieran hacer nuevas apuestas— las estanterías vayan a acoger, además de su marca propia, nuevas marcas para ampliar la oferta. Por ejemplo, se ha dado entrada a Dulcesol en magdalenas, a Gullón en otros productos —como barquillos sin azúcar—, a Valor en bombones y a Gelabert en galleta picada. García Carrión vende como proveedor especialista la marca de zumos La Verja. En pollo, Uvesa opera como proveedor junto al interproveedor Avinatur. Nestlé lo hace sólo en leche condensada con su propia marca, mientras que Heineken lo hace en cerveza sin alcohol.

En lo que afecta al origen de los productos, la empresa estima que, sobre la facturación total, más del 80% corresponde a productos españoles y señalan que las importaciones solamente se hacen cuando no son periodos de producción en España, como las naranjas del hemisferio sur fuera de temporada o los corderos en periodos de máxima demanda como Navidad, cuando sus dos interproveedores nacionales no tienen suficiente producción y se adquieren en Italia y Grecia. Ello no es obstáculo para vender también cordero congelado de Nueva Zelanda.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información