Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Cortefiel pierde 5,1 millones de euros en plena transformación

La cadena mejora sus ventas mientras cambia de imagen y de precios pero no logra salir de los 'números rojos'

Fachada de una tienda de Cortefiel.
Fachada de una tienda de Cortefiel.

La cadena de tiendas Cortefiel facturó el pasado ejercicio, que terminó el 29 de febrero de 2016, 811 millones de euros. Es casi un 8% más que un año antes. Pese a todo, no logró beneficios. La firma, que comparte grupo con cadenas como Women Secret o Springfield, se apuntó pérdidas netas de 5,1 millones de euros, frente a los números rojos de 6,2 millones del año anterior.

En España “la situación de incertidumbre política así como las adversas condiciones climatológicas afectaron de forma significativa al último trimestre del año”, justifica la empresa en su informe de gestión incluido en las cuentas individuales de la marca, entregadas en el Registro Mercantil. Señala que “la situación de alguna de las economías en el resto de los países donde el Grupo Cortefiel está presente ha influido negativamente en los resultados de las actividades de algunos mercados”. Cita, por ejemplo, la devaluación del rublo en Rusia y el impacto en franquicias de la situación política de Venezuela.

Las ventas crecieron en España un 6,49% y un 4% en los mercados internacionales. Springfield y Woman Secret, dice la firma, han evolucionado mejor que ellos y han permitido “compensar el descenso de las ventas de la cadena Cortefiel”. Achaca la peor evolución de esta última marca, su buque insignia, “al proceso de reposicionamiento de precios”. El grupo llevó a cabo el pasado ejercicio una renovación de esta cadena, para tratar de acercarse a un público más joven, ampliar la oferta de ropa más barata y actualizar más rápido su género, como hacen sus competidores Zara y Mango.

Sanción por impuestos

Cortefiel reconoce que en 2014 le abrió una inspección la Agencia Tributaria sobre sus ejercicios de 2009 a 2013. En octubre firmó un acuerdo por el que va a pagar 2,47 millones de euros por impuesto de Sociedades, una sanción de 569.000 euros y una reducción de las deducciones fiscales que tiene pendientes de 649.000 euros.

La compañía textil tenía al acabar el ejercicio en total 2.095 puntos de venta. Abrieron 61 tiendas en gestión propia, 19 de ellas fuera de España. Entre sus puntos fuertes destaca las franquicias, que han elevado las ventas un 8,4%, “con especial relevancia en la evolución de los mercados de América, África y Arabia Saudita”. Aseguran que a través de Internet venden un 93,5%, pero es todavía un canal de ventas tan pequeño que “su contribución a los resultados es pequeña”.