Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Parlamento italiano aprueba una partida de 20.000 millones para ayudar a los bancos

El importe se cargará al presupuesto de 2017 y aumentarán la ya alta deuda pública del país

Pier Carlo Padoan, ministro de Economía y Finanzas de Italia, junto a la ministra de Defensa, Roberta Pinotti.
Pier Carlo Padoan, ministro de Economía y Finanzas de Italia, junto a la ministra de Defensa, Roberta Pinotti. REUTERS

El Parlamento italiano ha aprobado este miércoles una partida de 20.000 millones de euros destinada a “salvaguardar el sistema bancario”, que acumula graves problemas de morosidad. Tanto la Cámara de los Diputados como el Senado dieron el visto bueno a una de las primeras decisiones de Paolo Gentilonicomo primer ministro. La decisión llega justo cuando quedan pocas horas para que el Monte de Paschi termine el plazo de su ampliación de capital. Debe conseguir 5.000 millones antes del 31 de diciembre. Este miércoles ha señalado que con la operación lleva captados 2.064 millones de euros de parte de los inversores privados, informó a través de un comunicado. Mañana continuará buscando financiación de inversores institucionales, y habrá un nuevo consejo de administración.

“La intervención del Gobierno se materializará con un apoyo a la liquidez de las entidades y a los procesos de recapitalización”, informó el Parlamento tras la aprobación. Ya en su discurso de investidura del pasado miércoles en el Senado, Gentiloni aseguró que “el Gobierno intervendría para garantizar la estabilidad de los bancos y los ahorros de los ciudadanos” y situó la estabilidad bancaria como una de sus prioridades como primer ministro.

Estos 20.000 millones se cargarán al presupuesto de 2017 y aumentarán una deuda pública que ya es enorme —supone el 132% del PIB del país— y que convierte a Italia en el segundo país más endeudado de Europa, solo por detrás de Grecia.

La intención es aligerar los problemas de morosidad de las entidades italianas, que acumulan deudas por un valor de 360.000 millones de euros y acaparan un tercio de los créditos morosos de la zona euro. La decisión del Parlamento llega precisamente cuando está a punto de cerrarse el proceso de ampliación de capital del Monte dei Paschi di Siena, la entidad que mayores problemas acarrea y que lleva semanas intentando evitar un rescate que cada vez parece más probable, dada la falta de interés de los posibles inversores. El Monte dei Paschi, el tercer banco más importante de Italia, necesita conseguir 5.000 millones de euros antes del 31 de diciembre y la reacción de los accionistas ante el anuncio de la ampliación de capitalde momento no ha sido muy entusiasta, con 2.064 millones de euros captados. Mañana habrá un nuevo consejo de administración. En el caso de no haber obtenido la financiación suficiente, deberá recurrir a la ayuda estatal.

El Monte dei Paschi no es la única entidad bancaria con problemas de morosidad en Italia. UniCredit también anunció la semana pasada una ampliación de capital de 13.000 millones y el despido de 14.000 trabajadores, mientras que otros bancos más pequeños, como Banca Popolare di Vicenza y Veneto Banca, también generan dudas. Dado el mal estado en el que se encuentra el sistema bancario y debido al temor al contagio, hay analistas que consideran que la partida aprobada por el Parlamento no será suficiente. Los analistas financieros de Bloomberg consideran que un fondo de 20.000 millones “corre el riesgo de ser un paraguas demasiado pequeño” y sugiera que serían necesarios 52.000 millones, más del doble de lo aprobado.

Más información