Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Montoro dice que no subirá impuestos a los autónomos ni a las pymes

La recaudación en los pagos fraccionados del impuesto de sociedades de pymes sube un 20% en octubre

El ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, en el Senado
El ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, en el Senado EFE

El ministro de Hacienda y Función Pública, Cristóbal Montoro, ha afirmado este martes que hay que "continuar reduciendo los impuestos y que no habrá subida de impuestos alguno que afecte a los autónomos o a las pequeñas y medianas empresas (pymes).

Así lo ha señalado en su intervención en el primer Pleno del Senado de la XII legislatura para valorar las políticas fiscales del Gobierno en favor de los emprendedores y autónomos, en el que ha aseverado que el objetivo del Gobierno del PP es el emprendimiento, y que todas las políticas económicas, incluida la fiscal, pretenden promover la creación de empleo de autónomos y pymes, ya que "son los emprendedores los que están sacando a España de la crisis".

"España está superando la crisis económica gracias a que ha aumentado y muy positivamente el número de autónomos", ha afirmado Montoro, quien ha valorado los datos de incremento de recaudación de pymes y autónomos, que reflejan "ese dinamismo".

En este sentido, ha destacado que entre enero y agosto el IVA bruto de pymes creció un 7,5% y los pagos fraccionados en el IRPF de empresas personales crecieron un 13,6%, a lo que se suma que los pagos fraccionados en el impuesto de sociedades correspondientes a sociedades pequeñas y medianas se han incrementado ya en octubre en más de un 20%.

El titular de Hacienda ha dicho que hay que "continuar reduciendo los impuestos", y ha garantizado que "no habrá subida de impuestos alguno que afecte a los autónomos o a la pequeña y mediana empresa promovido por el Gobierno del PP".

Montoro ha recordado que en la pasada legislatura se acometieron políticas de reducción de retenciones a los autónomos, políticas de modificación del IRPF para favorecer que se aplique en los primeros años una retención baja, la Ley de Emprendedores, se favoreció fiscalmente figuras como las del patrocinador o el business angel.

No obstante, el Gobierno busca fórmulas para conseguir más ingresos. Tiene que reducir el déficit al 3,1% del PIB en 2017, lo que supone un ajuste equivalente a unos 5.500 millones. Y eso sin contar con los compromisos derivados del pacto de Gobierno alcanzado con Ciudadanos que incluye subidas de algunos capítulos de gasto y las concesiones que tendrá que ofrecer al PSOE y partidos nacionalistas para recabar su apoyo para los presupuestos. La solución, tras años de recortes y con una sociedad hastiada del deterioro de los servicios públicos, está en la subida de ingresos.

Montoro ya ha asegurado que no subirá el IRPF ni el IVA. Así que las opciones que quedan son pocas. Ha admitido que está explorando la supresión de deducciones en el impuesto de sociedades y que retocará algunos impuestos especiales, sobre todo hidrocarburos, tabaco y alcohol.